18 oct. 2012

SOLTAR EL APEGO

Tshunulama era una muchacha que sentía su corazón esclavizado por una relación de amor. Y por más lágrimas que sus ojos derramaban, y por más que su mente le decía que tenía que soltar y nacer a la verdadera independencia, su corazón no sabía como salir del torturador apego que padecía. Noche tras noche, tan solo experimentaba un recuerdo obsesivo de aquel ser ante el que se sentía ignorada y humillada.

Tshunulama estaba confusa y frustrada, cada vez comía menos y no mostraba verdadero interés por nada. Así pasaban las horas y los días, atrapada en temores e imágenes pasadas, mientras contemplaba el cielo del atardecer deseando que su vida terminara. 



Tshunulama sentía que se había convertido en una esclava del recuerdo, agarrada a una cuerda de su memoria que no podía soltar su mano aferrada. Soltar...tan sólo de pensarlo el miedo aterrador la invadía...

Un día aparentemente como otro cualquiera, soñó que saliendo de su corazón, aparecía ante su vista la imagen de un anciano de ojos profundos y de mirada familiar y sabia... Aquel anciano, dirigiéndose a ella pleno de ternura, le dijo:

"Basta, no temas, suelta la cuerda que ata tu vida y esclaviza tu alma."

"No puedo, es que no puedo" -Respondió Tshunulama- "Me da miedo, caería, siento que me moriría... es superior a mí"...

"No es así". Contestó él. "Desde que tu corazón se siente esclavo, has dejado de vivir tu propia vida. Tu eres capaz de soltar Tshunulama, cuando así lo hagas, tu sabes en lo más profundo de ti que sentirás un gozo muy intenso y la paz que mereces. Anda, comienza por soltar un dedo"

"No puedo", decía ella. "No obstante, ¿podré hacerlo? ¿será seguro? ¿tengo el coraje suficiente? Se preguntaba en pleno conflicto. De pronto, aprovechando una brisa de esperanza, soltó un dedo y aceptó el riesgo... Al momento, se sintió aliviada al ver que no caía, ni nada terrible sucedía, sino que por el contrario una sensación de libertad y paz acariciaban su alma...

Pero, ¿sería posible mantener aquella paz y felicidad? se preguntaba comenzando a sentir las sombras de las emociones y ataduras viejas...

"Confía en mí, le dijo el anciano, respira hondo y mira en tu interior"...

Tshunulama siguiendo sus indicaciones sintió que podía ver con claridad sus miedos, y con una serenidad inusitada contempló a las partes más ruidosas de su mente proclamando que soltar más la cuerda sería una locura... voces asustadas que le advertían que el hecho de soltar iba en contra de todo lo que había hasta entonces deseado e incluso aprendido... Sentía que si soltaba, lo que en realidad, le esperaba era un oscuro abismo de desamor y soledad.

¿"Deseo realmente la libertad y la autonomía como para arriesgar lo que tanto aprecio"? Se decía. ¿"Cómo puedo estar segura de que no caeré"? Tshunulama respirando profundamente, comenzó a explorar su miedos y sus deseos ¿Qué era realmente lo que quería de la vida? ¿Cuáles eran sus verdaderos propósitos? ¿Para qué había nacido? Sin darse casi cuenta, su mente se ensanchaba...

Poco a poco, comenzó a sentir sus dedos más sueltos y conforme permitía que algo muy profundo aflojara su mano aferrada, también una corriente de paz y renacimiento brotaba en su alma...

Ya tan sólo quedaba un dedo asido fuertemente a la cuerda que la esclavizaba... una parte de ella le decía que ya debía haberse caído a ese abismo que tanto temía... sabía que soltar ese último dedo era algo que dependía exclusivamente de ella... intuía que sus miedos eran tan sólo fantasmas de su mente, recuerdos de viejas pérdidas, memorias de antiguas heridas que se agolpaban y confundían su cabeza.

Confiando en su intuición, aflojó el último dedo y, de pronto, observó que nada sucedía... comprobó que permanecía exactamente donde estaba... y entonces se dio cuenta atónita que había estado todo el tiempo sobre el suelo... todos sus miedos tan sólo habían sido vividos en su mente... podía salir, abrir puertas y ventanas, sentir el horizonte y respirar la fuerza de la vida que en su interior ya circulaba. Todo el Universo renacía en el rostro sonriente de una nueva Tshunulama.

Su corazón era libre y ya podía aprender a sentir qué era el verdadero amor y libertad que intuía su alma.

Jose Maria Doria

8 comentarios:

  1. Hermoso mensaje!

    Como siempre Leni, lavándonos la conciencia de creencias y apegos asumidos!

    La única forma de SOLTAR realmente es dejar de identificarse con el poder de aferrarse... con el poder de poseer o crear la ilusión de propiedad.

    El verdadero SOLTAR está en el AMOR INCONDICIONAL, porque el que AMA sólo quiere liberar al ser amado y al liberarlo, se libera de si... y terminan siendo ambos sólo lo que SON, simplemente AMOR FLUYENDO!

    GRACIAS LENI por tantas cosas maravillosas que compartes desde tu corazón iluminado!

    ABRAZO EN LA LUZ QUE NOS OBLIGA A SOLTAR PARA SEGUIRLA... porque sólo podemos seguirla SIENDO LUZ!

    GRACIAS POR TU SER!

    ResponderEliminar
  2. Gracias por tus palabras..llenas de amor... luz en la oscuridad... orden el caos... realidad de esta ilusion... Namaste

    ResponderEliminar
  3. Gracias por el relato. Me ayuda en este momento, de corazon.

    ResponderEliminar
  4. yo no amo, estoy encapricahada, que es peor !
    si amo a otra persona, pero precisamente porque la amo y no la deseo pues la deseo lo mejor ! lo ejor de lo mejor ! con tal de que sea feliz...

    pero cuando te encaprichas de alguien.... pffff es dificil.... dificil dificil....
    porque piensas que es esa paersona la únoca capaz de cumplir tus espectativas deseadas y no otra... eso sí, en el mundo de la imaginación... pero es algo tan ferreo que casi cobra vida... y te lo crees... te crees que en la realidad sería así, te crees tu propia fantasía o la dibujas todavía aún más... y si has vivido cosas pues te las repites en tu cabeza....

    CUESTIONATE SI LO QUE HACES TE LLEVA ADONDE QUIERES ESTAR, QUE VINISTE A HACER, QUE ESTAS GHACIENDO Y COMO TE SIENTES...

    Pues fatal! esta claro que esto no me lleva a ninguna parte mas que a prolongar mi propio sufrimiento.Por vivir aferrada al como quisiera que fuera y no aceptar las cosas como son. TRISTE DE MI! POBRE DE MI ! Aún sabiendolo tengo la cabeza puesta en eso minuto si minuto tb...Me gusta eso que dice la historia de que, " AL SOLTARSE SE DIO CUENTA DE QUE NADA TRÁGICO PASABA" y es verdad ! sientes una liberación momentanea... pero de igual modo la mente retoma esa actividad... como un virus que te chupa la energia y no quiere soltarse de tu cuerpo. Supongo que es nuestro lado oscuro, como en la PELI de "VERBO" Nuestros miedos se alimentan de nosotros

    es como si el miedo o tu capricho te dijera "NO ME DEJES, SIN TI NO PUEDO VIVIR " y se aferra a tí...
    tras leer esto lo he sentido y lo siento, supongo que me ha ayudado, porque me veo como interruptor :) y cada vez que la luz toma consistencia, aparece el miedo como diciendo; no me dejes ir, sin ti no soy nada

    "sin mi tu vida no será nada" de verdad!! tanto se acaba identificando uno con esa mierda que al final se piensa que sin esa mierda uno será nada! te aferras tanto que te identificas con eso!

    hay que cerrar las puertas que no conducen a ningun lado como dice paulo coelho en su cerrando puertas :)
    os dejo mi blog, quien sabe si tb algun contenido de ahi le pueda servir a alguien de algo, estamos interconectado! ;) http://16sarandonga.wordpress.com

    ResponderEliminar
  5. Gracias a ti! Pues si, pensar que solo esa persona sera la que de el sentido a tu vida, precisamente esa.. con la que nada sale bien.. ilusiones que se vuelven dolor, engaños a uno mismo.. Soltando, ataduras propias..

    ResponderEliminar
  6. Yo me solte de la cuerda por fin,cai al vacio por sorpresa pero descendi un tiempo sin miedo,y en el suelo,me di cuenta,todo OK

    ResponderEliminar