21 abr. 2012

Mis procesos con las emociones..

No se en que momento decidí aprender por mi cuenta...Supongo que eso es algo que he hecho desde siempre. Algo que hago desde hace tiempo es observar mis emociones. Creo que comenzó cuando los pensamientos dejaron de tener tanta importancia, porque mi mente hacía preguntas que luego no podía responder... Por ejemplo en el conocimiento de mi misma, identificadas mis creencias y trabajadas algo fallaba cuando lo que sentía era diferente. Me enfrenté a que no me conocía realmente, no bastaba con tener claro lo que pensaba, si había una parte de mí que funcionaba desde el inconsciente, una parte que no comprendía pero que tenía mucha importancia. Mis actos no eran el reflejo de lo que pensaba, las emociones influyen, y decidí darles mayor importancia para ver como me guiaban. Pero no se puede desde la inconsciencia, al menos yo no puedo, igual que era consciente de mis pensamientos necesitaba serlo de los sentimientos, porque existe la manipulación de las emociones, mucho más efectiva porque es mas difícil de detectar porque no nos enseñan a saber que sentimos, nos educan para que trabajemos desde la mente, desviando la atención de nuestra parte emocional, que sigue trabajando pero de forma mas inconsciente.

Supongo que comenzó con la intención de no dejarme manipular en ese sentido, donde me dí cuenta que no comprendía bien el lenguaje de las emociones, había dejado de escucharle y ahora difícil entenderlo. Se que ahora puedo recomendar a la gente que se conozcan mas a si mismos para así poder actuar con consciencia de lo que son, pero no fue con esa intención con la que yo empecé, yo no quería saber lo que era, mi objetivo era saber lo que no era, descubrir las mentiras que habían formado parte de mi vida, las que seguían formando, para poder destruirlas. Y así me fui vaciando de tantos pensamientos que no aceptaba, eliminando tantas emociones que ya no quería en mi vida... Quitando todo eso que no era “mio”, para sin darme cuenta llegar a lo que era yo. Ese era mi proceso hace tiempo.. ahora estoy en otros, entonces no lo veía tan fácil, ni confiaba en lo que hacía, porque me llevaba por caminos que entonces no podía comprender.

El caso es que hace unos meses trataba de hacerles comprender sus emociones a unos hermanos que tenían problemas y necesitaban ayuda para superar esas situaciones. Lo primero es tener consciencia de donde viene y encontrar el origen lo mas lejos posible, porque aunque sea el presente lo que se trata de “solucionar” hay que trabajar con el pasado sanando las heridas.

A mi me dio la idea una persona emocional que constantemente me preguntaba que sentía. Era un fastidio, porque realmente no sabía que responder y ya me cansaba con lo mismo. Analicé eso que me me daba rechazo para ver que problema había en mi interior. Me encontré que yo no lo daba demasiada importancia a lo que la gente sintiese, era más importante lo que pensase, no me fijaba en esos detalles, y por eso no entendía que a alguien si pudiese importarle mas lo que estaba sintiendo que lo que estaba pensando, que para mi era mucho mas sencillo de explicar. Pero observar mis emociones en el acto y definirlas con palabras era imposible, apenas distinguía nada. Si podía ver las emociones del pasado más claras, ya me había ocupado de eso, y en ser consciente de ciertas emociones para pararlas, pero esa no era la forma en que tenia que actuar.

Ya después de eso me convertí yo en la que me hacia preguntas sobre lo que sentía, para ir avanzando poco a poco, lleva tiempo, fue casi como aprender leer... Sin saber como siempre a que me llevaría, tal vez si fuese un ejercicio que yo siguiese al aprenderlo de otros si, pero nunca me ha interesado demasiado hacer lo que otros hacen. La gente suele seguir cursos para conseguir tal cosa, ejercicios que le ayudaran a ser mas tal...siguen una serie de pasos que no se plantean si son arbitrarios y no hace falta seguirlos de forma tan estricta, creyéndose dogmas y que ese es el camino correcto para conseguirlo, sin saber si esas enseñanzas han sido manipuladas para crear otro efecto diferente al que anuncian....de todas formas, siempre tienen el objetivo de lo que quieren conseguir, y yo no tengo nada claro nunca. La mayoría de personas lo ve como un problema, pero entonces yo veía problema su forma de pensar.... Yo no tenía ni idea de lo que quería, tan solo muy claro muchas cosas que no quería, y aun así para mi fue la forma acertada de encontrarme con mi interior, de saber que pensaba y sentía, y poder hacer lo que quería. Porque el resto de personas que no podían entenderme... a mí me daba pena ver que hacían con su vida y que todavía perdían su tiempo en juzgar la mía.... Entonces no quería influencias de ningún tipo, de otras personas, y no me importaba lo que pensasen, ver opiniones contrarias era mas bien un motivo para creer mas en mi misma.

Cuando empecé a observar las emociones yo sabía que todo era energía, podía entenderlo pero no lo sentía, así que tampoco lo comprendía. Hacía un tiempo había empezado a percibir las energías, intenté trabajar un poco esa habilidad a mi modo, no creía que me puede servir de mucho los conocimientos teóricos ni en que algún curso pudiese encontrar la forma de aprenderlo. Lo entendía un poco como los sueños, había gente que quería que le enseñase a manejarse en el plano astral o al menos ser consciente de lo que soñaba, pero no creía que algo así pudiese enseñarse, creo que cada uno debe encontrar sus métodos personales, con la experiencia propia se consigue mil veces mas que con conocimientos absurdos, que también funcionaran pero creo que lleva mas tiempo. Es como si te estuviesen dando un pescado, pero ellos deciden el tiempo que tardan en dártelo, y el tipo de pescado que te darán, lo mejor es aprender uno a pescar y decidir esas cosas. Porque no le sale a cuenta al que se dedica a vender pescado enseñar a pescar.

Lo primero que observaba era la relación entre pensamientos y sentimientos, imaginar algo y ver que sentía con ello, para centrarme en ello y sentir su energía, localizada en una zona y vibrando a un nivel, produciendo diferentes sensaciones. Imposible describirlo con palabras, menos mal que mi objetivo no era transmitirlo en principio, aceptaba esa información en la forma en que venía, la comprendía sin tener que entenderla con la mente, descubrí que eso era SENTIR y no lo que creía que hacía antes. Por eso es difícil que alguien te pueda explicar lo que es sentir realmente o la forma en que conseguirlo, son esas cosas que solo uno puede experimentar por si mismo.

Lo básico que yo les trataba de mostrar a estos hermanos era que pudiesen localizar el lugar desde donde sentían, porque normalmente ni se es consciente ni se da importancia... Ante diferentes momentos me podían explicar como sentían algo en la garganta, una bola que crecía y les hacía dificil hablar, notar esa sensación por debajo del pecho como algo que apuñala, o una presión, cuando pensaban en ese miedo, sentir que energía se mueve cuando la tristeza llena a uno y solo hay ganas de llorar, saber que estado produce la impotencia ante una situación... Se que no soluciona nada, no es algo instantáneo, pero se que es un primer paso que por lo menos en mi caso me ha ayudado mucho en su momento, para ser consciente de lo que uno siente y poder seguir realmente al corazón.

Demasiadas energías nos mueven... Creo que es útil conocerlas cada uno en su caso, aunque eso ya cada uno sabrá en su caso, yo me ocupo de lo mio. Yo encontraba limitante tener que depender de otras entidades o personas para poder limpiar las energías que no quería tener cerca y me influyesen, yo quería conocerlas y ser capaz de reconocerlas en el momento o lo antes posible. Y cuando ya observe bastante mis energías emocionales, empece a observar a las que eran digamos ajenas. Ademas tenía el problema que era bastante empática o sensible y me llegaban bastante las emociones de otras personas, sin yo ser consciente de que no eran mías y mucho menos sin saber soltarlas o transformarlas...

Uno se ocupa de esas cosas, pero lo hace inconscientemente, y yo me había creado como solución provisional hasta que aprendiese a observarlas crear una serie de muros o barreras para que no pudiesen llegar, como una armadura alrededor protegiendo tantas partes. Es en el fondo lo que hace la mayoría, bastante eficaz, pero te aisla mas a ti mismo de eso que eres. Ademas que igual que funciona la barrera para que esas cosas no lleguen también funciona para que otras no salgan, y es lo que impide expresarse a la gente en tantos sentidos...

Las emociones se encuentran mas adentro del cuerpo físico, están en otro plano como lo están los pensamientos, y aunque en el interior podemos encontrarnos mas planos, creo que es importante conocer estos antes de intentar llegar a otros, como la gente que intenta llegar a su espíritu o parte mas divina sin haberse encontrado antes con capas anteriores... Como intentar tocar el cuerpo físico antes de haber quitado la ropa o el disfraz que lo esconde...

Para mi es importante saber desde donde actuó, lo que hace mi cuerpo físico no es mas que un reflejo de todo lo que pasa en mi interior y me interesa conocer la verdadera imagen para no experimentar únicamente la ilusión. De nada sirve ver todo lo que hace el personaje del videojuego si no tienes claro que eres tu el que lo mueve.

Emocionalmente siento que me sigue quedando mucho por conocer. Aprendo de lo que la vida me va dando la oportunidad de experimentar, sin juzgar si es bueno o malo, en realidad todo me interesa. Inútil encuentro ya la teoría, lo que queda por aprender no lo encontraré en ningún libro... Será cuando nuevamente tenga la oportunidad de ponerme a prueba para seguir avanzando. Aprender sintiendo ya no solo mis emociones, si no también las de los demás, pues son parte de mi misma, y ya no hay rechazo ni intento de alejarlas. Lo de observar ya es demasiado fácil, ya he visto como se transforman, como inconscientemente lo hacía, y ahora tengo que mover las piezas mas consciente para encontrar ese equilibrio mio.

Varios me dijeron que no era bueno que dejase entrar otras energías en mi interior, que me influyesen, que tenia que aprender a protegerme mas eficazmente. Claro, también yo lo pensaba hacer tiempo, tampoco yo entendía porque seguía pasando en ocasiones puntuales, tenía como objetivo que no pasase lo más mínimo y lo controlaba bastante, no con protecciones de símbolos o de otra clase que ya sabía como funcionaban... lo que hacía me permitía estar bien en mi equilibrio, pero sentía que aún me quedaban cosas por comprender.

Uno normalmente no sabe nada de sus emociones, porque están ahí, que le dicen, como actúan, que ocasionan, como se transforman, como se proyectan o se reciben...entiendo que si no quiere saber nada de las propias menos va a querer saber de las ajenas... Supongo que yo había aprendido que era yo misma, para comprender después que también era los demás. Muchos piensan en el todo es uno, y uno lo es todo, pero no han llegado a sentirlo. Han memorizado mucha teoría que tienen clara en su mente pero no se vuelve realidad hasta que también la sienten, lo demás son solo proyecciones.

Ahora que soy consciente, ya no las rechazo ni aunque sean negativas, como a las propias, porque algo me tenia que aportar. Tampoco se produce siempre ni mucho menos, siguen siendo casos muy puntuales, pero con emociones más límite o más intensas, como una especie de preparación para ser capaz de enfrentarme a cualquier situación, o de ponerme a prueba a mi misma, no lo se, las cosas suceden y siempre es por algo, todo sigue estando bien.

No hay comentarios:

Publicar un comentario