14 abr. 2012

La ultima vida, la unica vida


Como todo lo que suelo escribir, esto lo escribi para mi, cosas que decirme a mi misma desde fuera, y a la vez desde dentro.. Y despues de escribirlo senti que tenia que compartirlo... contigo
Porque tú eres mi otro yo...



Muchos siguen jugando sin saber que están jugando... Muchos siguen viviendo sin ser conscientes de que están viviendo.. Pero unos empiezan a descubrir las normas que están creadas por otros, se sienten esclavos de ese sistema, las injustas normas de ese juego, el destino se cumple, los ciclos se repiten, pasando de nivel pero continuando el mismo juego que parece no tener final.

Ya sabes que estas jugando, ahora todo cambia, quieres jugar, y quieres que esta sea tu última partida, tu última vida, tu último ciclo.

En la ultima partida, donde todo termina, donde uno se enfrenta a su mayor enemigo, uno mismo. El ego, la sombra de lo que realmente es, atacándose a uno mismo hasta que descubre que es a si mismo al que hiere, hasta que decide amarse, a ese reflejo en el espejo, porque sabe que son uno solo, acepta lo que ve tal cual es y solo piensa en mostrarse, transmitir lo que siente, vuela en libertad su espíritu, desciende hasta lo mas hondo, descubre su centro, llega a su equilibrio.

Pero sigues sin saber cuando has empezado, donde esta el origen... Quieres terminar...pero no sabes si realmente empezó... todo es un ciclo, todo empieza y vuelve a empezar.

Jugando la ultima partida, donde no hay ganador ni perdedor, donde los dos son lo mismo, simplemente jugadores, que ya no están enfrentados, ahora están en el mismo equipo, mismo objetivo: jugar, ser feliz.


Viviendo la ultima vida, donde ya no hay masculino ni femenino, donde los dos se unen para ser uno solo, donde no hay buenos ni malos, no hay camino correcto o incorrecto, todos lleva al mismo destino, mismo objetivo:amar.


En la ultima partida, donde dejas de ser tu para ser todo, donde comienzas a ser tu mismo para no ser como los demas. En la ultima partida, donde despiertas... antes de volver a dormir, de caer un profundo sueño, una nueva ilusión de esta realidad, donde todo sucede exactamente lo que queremos, donde creamos nuestra realidad.

Porque terminas tu última partida sin haber perdido tu vida, porque empiezas una nueva partida dejando atrás una vida pasada que ya no te pertenece... Comienzas a morir sin haber nacido, para después nacer sin haber muerto, y todo al mismo tiempo, en el que comienzas a Ser, sin importar lo que venga después..

Ya no tienes el mismo objetivo que los otros jugadores, ya no juegas para ganar, y tampoco tienes miedo a perder, porque lo que importa es jugar, vivir y ser uno mismo, sin importar que otros sigan buscando falsos tesoros y la riqueza material en la pobreza espiritual.

Ya no imitas los pasos de otros jugadores, ahora vas por libre, porque ahora eres libre. Comienzas a ser tu mismo, en equilibrio entre el bien y el mal, en sincronía con lo que eres, desde el centro.

Ya no admiras como estrellas a los ídolos de jugadores, ahora puedes ver tu propia luz, descubres que tu ya eras una estrella.. No importa lo que otros te aconsejen, solo lo que tu elijas libremente, porque solo tu sabes lo que piensas y sientas y con esa energía actuas.

Ya no haces caso de los entrenadores, de los maestros externos, que solo intentan adoctrinarte. Ahora todo esta en ti, y aprendes cada día mas cuanto mas te conoces. Ya no sigues otros espíritus, ahora sigues a tu propio espíritu.

Ya no sigues las reglas creadas, porque tan solo te las habías creído.. De nuevo creas tus normas, tus creencias, sin importar las ajenas, porque nada importa lo que piensen los demás en comparación a lo que piense uno mismo.

No deja de ser otro juego, pero este es tu propio juego, el que estas diseñando.

Ya terminaste ese puzzle, ese que tanto tiempo te llevo, que creías que duraría toda la vida... Con inmensa felicidad admiraste su belleza, hasta que todas sus piezas se separaron de nuevo, cada vez mas roto por dentro, pensando solo en recomponerlo...

Tal vez entonces no comprendías porque todo se torció, porque todo el trabajo realizado parecía irse a la basura, porque tenías que volver a empezar... Tal vez sigas sin comprenderlo por completo, pero ya sientes la respuesta, sabes porque tienes que empezar de nuevo en tantos aspectos, y no solo es para hacerlo mejor, ahora es para hacerlo desde dentro, ahora es para crear.

Por eso tenías que destrozarlo, para transformarlo. Hoy ya sabes que no es lo que querías, no se trata de volver a tener la misma imagen del puzzle, esa que venia en la cajita e inconscientemente imitaste, porque parecía que era lo que había que hacer, porque eso nos habían dicho que era lo correcto...

No volver a ser una copia, porque aunque seguramente no tengas nada claro como sera la próxima imagen que crearás, sabes que esta vez será diferente, que comienza un nuevo ciclo. Empiezas a mover las piezas...sabiendo que solo tú decides donde las encajas, dejándote llevar por la inspiración y el sentimiento.


Una página en blanco, un nuevo lienzo, el silencio...

Ya no lees mas libros, ahora empiezas a escribir

Ya no observas un cuadro terminado, ahora comienzas a pintar

Ya no escuchas otras músicas, ahora compones una nueva melodía


Porque ya has dejado de ver la película, y ahora escribes de nuevo el guión. Porque ya sabes que nunca hubo un final, que tu lo tenías que crear.

Porque todo esto no es nada nuevo, porque ya se que lo sabías, porque se que en tu interior lo sientes... y sabes que no es suficiente, que siempre hay que ACTUAR, pero no como en un teatro interpretando un personaje... siendo uno mismo. Ahora toca mover ficha, sabiendo que esa pieza no la volverás a poner en el mismo sitio, que ya no hay errores, porque ahora todo está bien, ahora que estás eligiendo y te sientes libre, de pensar de y de sentir, de expresar y transmitir, con sinceridad y amor, aceptando y creando.


Y no me importa lo que pensaré mañana, ya ni imagino lo que llegaré a sentir, no es importante lo que haga... Ya no me importa lo que fui ayer, no mantengo mis creencias, ni siquiera siento lo mismo, ya no vibro igual... Soy lo que pienso ahora, eso que estoy sintiendo, una energía que se expande desde mi interior, que se conecta contigo, mi otro yo, que sigo siendo yo misma.

No hay comentarios:

Publicar un comentario