11 feb. 2012

Limitando la energía

Vivimos en un mundo de mentiras, no es ninguna novedad, y cada una de ellas que ellas que hemos aceptado como verdad nos limita. Limita nuestra realidad, nuestros pensamientos y sentimientos, nuestras capacidades, nuestra evolución...

Vivimos en un mundo que ha creado el papel de victimas para hacer necesario el papel de heroes mediante el miedo, ya he hablado ampliamente del tema... Nos ha convertido en esclavos necesitados de un dueño, somos ovejas que temen ser liberadas pues temen no ser capaces de sobrevivir por si solas, y por tanto nunca quieren escapar. En nuestra ignorancia la mayoría aún ni siquiera han identificado a esos dueños, y mucho menos han tratado de escapar. Otros le han puesto nombres, y les han culpado de su situación, pero manteniendo el papel de víctimas. Pero hermanos, las únicas cadenas que existen son las que nosotros nos ponemos, pues nacemos libres, y libres somos...

Quiero hablar de la energía, algo que desde pequeña me ha inquietado.. Todo es energía, aunque no sea eso lo que enseñan para mantener un culto al materialismo, eso que creemos que es tan diferente y conocemos, lo físico, mientras lo etérico es considerado espiritual y se duda de su veracidad.


La materia misma es energía. La partícula más pequeña detectada presente en toda materia es el átomo, un núcleo con electrones que se mueven continuamente a su alrededor, nada está quieto, todo vibra, y lo que diferencia principalmente los materiales son esas diferentes velocidades a las que vibran...

Todo es energía, entonces..como nos creemos que la energía es escasa?

El paso de evolución individual como seres es recobrar nuestra propia libertad, liberarnos de apegos, eliminar la falsa sensación de necesidad, comprender que no necesitamos sino que ya tenemos, y con ello el miedo a perder. No necesitamos un dueño, no necesitamos un sistema que nos mantenga, no tenemos porque seguir alimentadolo... La idea de dependencia es tan absurda como si pensases que necesitas dinero para comprar aire y poder vivir, cuando dispones de él libremente con tan solo respirar. El problema vendría si olvidases como se respira...

Recuerda que necesitas realmente para vivir, aparte de respirar, comer y beber. Podemos ser autosuficientes, uno mismo puede cultivar su alimento, el agua es un recurso ilimitado, fluye continuamente. Y luego el tema de la energía que alimenta tantos aparatos a los que nos hemos acostumbrados, también podemos obtenerla por nuestros medios, de forma ilimitada y evidente a través del sol, del aire, del agua, y de otras formas ocultas a la humanidad, para seguir manteniendonos en el engaño que necesitamos trabajar, vender nuestro tiempo y energía para comprar cosas que no necesitamos, porque de forma individual podemos obtener sin intermediarios. El tema de un lugar para vivir es otro fraude, la tierra es de todos, aunque hayamos permitido la propiedad privada y que unos pocos se adueñen de lo que les pertenece, mientras cada uno lucha por mantener sus pequeñas propiedades creyendose tambien sus dueños...

¿Que credibilidad se le puede dar a la justicia si lo que es un robo entra dentro de la legalidad? Nos roban la tierra, los alimentos, poco a poco también el agua, nos roban nuestra energía... y ni siquiera reaccionamos por no tener consciencia sobre ello... Conceptos inventados, que solo sirven para limitarnos, para aumentar nuestro miedo. Hablas con la gente y detrás de sus palabras solo encuentras miedos, miedo a perder su casa, a perder su empleo, a no seguir manteniendo su nivel de vida por culpa de esta falsa crisis, miedo a no ser capaces de vivir... por no hablar de los sentimentales, miedo a perder a su pareja, a perder sus amigos, que les obliga a aparentar quienes no son para mantener unidos lazos artificiales, cadenas creadas...

El miedo es una energía, se ha medido su nivel de vibración, y al compararla con la del amor, se ha demostrado que es más lenta. Por eso vibrar alto es hacerlo con el amor y con emociones positivas, mientras vibrar bajo, es hacerlo con miedo y con emociones negativas como el odio, el enfado, el resentimiento, los celos...


Ondas amor 


Ondas miedo

El Amor es la energía de la vida, algo libre que no se puede comprar y que existe de forma ilimitada. Sentir falta de amor es como tener sed y estar dentro del agua, y sin embargo a veces no podemos apreciar todo lo que nos rodea, porque es como si siempre vivieses dentro del agua y nunca hubieses salido al exterior, intentar llenar un vaso alli abajo para medirla sería absurdo, y a pesar de estar rodeado de ella no podrías comprender lo que es el agua...

La energía fluye libremente y continuamente sin que tengamos que hacer nada, lo único que podemos hacer es hacer es bloquear los conductos por los pase y de esta forma no fluya. Como una pared, imagina las ondas del sonido que al llegar a él encuentran un filtro, y dependiendo de como sea este al otro lado llegará un sonido más bajo o incluso el que está detras de la pared no oirá en absoluto. Lo mismo sucede con la luz, a veces se encuentra objetos que bloquean esa energía e impiden que la luz pase al otro lado creando allí oscuridad, o como las nubes, que ocultan el sol y la luz llega más tenue, pero el sol sigue estando detrás aunque no lo veamos... También puede pasar la luz a través de un cristal de color, y la luz que veremos al otro lado tendrá ese color, y si es un prisma la luz se descompondrá en los siete colores del arco iris... Hablo literalmente, pero con metáforas para el que sepa trasladar, porque el ejemplo es la mejor forma de enseñar y no mediante teoría que limita el conocimiento a palabras...

Todo en esta vida se puede complejizar o simplificar para explicar un mismo proceso. En mi anterior trabajo entre otras cosas hacía simulación por ordenador. La ventaja de la simulación es que permite ahorrar muchos recursos (costes materiales, recursos humanos y tiempo), ya se obtiene una respuesta muy aproximada a la realidad que va a ofrecer el objeto o material que se estudia, descartando dimensiones, materiales, etc, que ofrecen un menor rendimiento, tampoco quiero ser muy técnica para que se comprenda jeje. La forma en que se representa la realidad es a través de elementos finitos, así se llaman y definen muy bien el concepto. Puedes tener por ejmplo una placa en tres dimensiones y representarla en 2, una lámina; un cilindro y representarlo como una línea.. Y cada uno de ellos dividirlo en elementos, siendo deseable tener el número de elementos posibles porque se traduce en un menor tiempo de cálculo del problema, ya que su fiabilidad con respecto a la realidad no es proporcional, a mayor número de elementos mayor exactitud proporcionalmente, sino exponencialmente, asi que el trabajo es reducir al máximo las diferentes variables según la precisión deseada, un problema de optimización. Principalmente mi tarea era simular los ensayos de vehículos contra sistemas de contención vial, como barreras de seguridad, y a través de todas esas simplificaciones se podía predecir como iba a ser el comportamiento del sistema: trayectoria del vehículo, medir el daño de los ocupantes, aceleraciones, etc, y si estaba hecho adecuadamente estos resultados concordaban con los del ensayo real (detrás estaba la tarea odiosa para mí que es revisar todo lo que podía estar fallando, observar la realidad para trasladarla al modelo y corregir aproximaciones erróneas, fallos en la propia simulación que es todo un mundo, algunos inexplicables que llamabamos los duendecitos de dyna...)

Me he enrollado para intentar explicar algo de lo allí aprendido, y los conocimientos técnicos no tienen importancia sino mis propias reflexiones sobre la realidad, como siempre extrapolando. Todo es energía, y la geometría es también una forma de representar esa energía, de transmitir esa energía. Existen patrones infinitos, la fractalidad es su división. Un mismo patrón se repite infinitamente hacia dentro, proceso que diriamos simplificando, y hacia afuera, o complejizando. Para comprenderlo podemos estudiar cualquiera de sus formas, de sus patrones equivalentes, o perdernos en cualquiera de sus limites inexistentes... Se trata de dividir el todo para comprender cada una de sus partes, de unir todas las partes para entenderlo como un todo, la unidad y sus infinitas divisiones siguen siendo lo mismo...

De esta forma para comprender lo que hay en nuestro exterior, podemos observar lo que hay dentro de nosotros, a través de una búsqueda interior en la que estamos simplificando todo está fuera y se expande infinitamente.

Podemos dividir la realidad en tantas partes queramos para poder estudiarla, siempre que no olvidemos que estamos estudiando el mismo todo. Lo más normal en estos tiempos es la dualidad, pensar que existen los opuestos olvidando que son complementarios, blanco y negro, bueno y malo, guapo y feo... Acostumbrados a juzgar y a creer en tan solo una parte de la verdad excluyendo su mitad, dividiendo todo en vez de unir, para hacerlo todo mas pequeño en vez de más grande, para desevolucionar en vez de evolucionar, matar la vida en vez de crear vida, lo que viene siendo bloquear el amor en vez de conectarnos con él, impedir que fluya libremente, que se expanda de forma exponencial como naturalmente hace...

No existen las limitaciones, se crean artificialmente, cabe preguntarse, con que finalidad se han creado? Tanto uno a nivel individual, como en el caso colectivo, porque descubrir el origen es entender el final, todo se mueve a ritmo de ciclos, la misma forma de la que hablaba y se repite, una y otra vez hasta que hemos aprendido y rompemos ese ciclo, para pasar al siguiente, como avanzar en el nivel horizontal de una escalera hasta tropezar con la pared vertical y subir un escalón, que no será el último... a no ser que decidas que no quieres seguir avanzando y te quedes en ese escalón, o incluso decidas bajar la escalera porque el esfuerzo que se requiere es menor... Dará igual que otros te describan lo que hay en el siguiente nivel, que seas capaz de repetir sus palabras y aparentar haber estado allí ante las personas que tampoco han subido.. No se trata de demostrar ante otras personas sino ante uno mismo, mediante la experiencia, que incluye errores, porque como en simulación nada se consigue a la primera, que lo importante no es siquiera subir la escalera, y de nada serviria que otros te subieran, sino aprender a subir y superar las limitaciones.

Recupera poco a poco tu libertad, aunque suponga empezar por cosas que parezcan demasiado básicas, demasiado obvias, aunque suponga volver a andar el camino desandado, el camino que has realizado en la dirección incorrecta, volver a recordar lo ya olvidado.. Empieza a reconstruir tu realidad cuando te des cuenta que la realidad que estas viviendo es la que otros han creado, tras la compresión y aceptación usa el poder de la destrucción para eliminar esas paredes que impiden que fluya por ti la energía universal, esas creencias erróneas, esos comportamientos adquiridos que no te benefician, los pensamientos negativos y emociones que te debilitan en vez de hacerte más fuerte.. Entonces empezarás a crear una nueva realidad con pilares más sólidos basados en el amor que reproduzcan el patrón de la vida, a expandir la energía, a brillar con mayor intensidad...

Pasamos de víctimas a responsables, de observar a actuar, de obras creadas por dioses a dioses creadores de nuevas obras, ese dios que un día que una vez se durmió pero se despertó para hacer realidad sus sueños.

No hay comentarios:

Publicar un comentario