13 sept. 2011

Reflejos de uno mismo

Gracias a esta experiencia de la vida, de evolución de nuestro ser, ha sido necesario olvidar muchas cosas... Una de ellas es que todos formamos parte de un todo, y que lo que vemos son proyecciones de uno mismo. Según se va expandiendo la consciencia es mas fácil comprenderlo, sintiendolo y pensandolo al mismo tiempo... Porque no buscamos algo nuevo, en gran parte se trata simplemente de recordar, es como si te das un golpe fuerte y olvidas quien eres y donde estas, pero sigues sabiendolo en tu inconsciencia, solo tienes que traerlo de nuevo a la consciencia.

Todo sirve para nuestro aprendizaje individual, al mismo tiempo que sirve para nuestro aprendizaje colectivo. No es ni malo ni bueno, todo simplemente es.

Bueno, lo que trato aqui de expresar es el olvido de que lo que vemos es en realidad reflejo de uno mismo, una parte de nosotros mismos en esencia, como le contaba a una persona hace poco, como si fueses una manzana, quisieses entenderte y te partieses en muchos trozos, para ver trozos de dentro en que esta la semilla y trozos de fuera donde esta la piel, puedes se un observador que ve esos trozos que componen la manzana, o ser un trozo individual y pensar que que los demas trozos son diferentes porque cada uno refleja una parte diferente del mismo ser, y estamos para experimentar esa individual pero llegando a la consciencia de saber que somos manzana al mismo tiempo. La consciencia que por ejemplo nos permite vernos en un espejo, y saber que ese reflejo somos nosotros mismos...

Y estamos en ese ejercicio de ver hacia fuera, y al mismo tiempo comprender hacia dentro. Ahora se que son complementarios, puedes empezar por donde quieras e inconscientemente haras los dos al mismo tiempo aunque en consciencia desarrolles uno mas que otro.

Puedes ver algo de otra persona que no te gusta, algo que te duele, hasta que comprendas que esa parte de ti mismo aun no estaba resuelta. Es muy bueno observarse a uno por dentro, y despues ver a los demas para seguir comprendiendonos a nosotros mismos. Cuando admiramos algo en otra persona, inconscientemente admiramos algo de nosotros mismos, tal vez algo que aun no nos hemos dado cuenta que poseemos, pero que tenemos, por eso me llena de alegría cuando alguien admira algun aspecto de mi misma, porque admira algo de si misma y me veo reflejada en esa persona. De la misma forma, con aspectos negativos, aunque eso ya cuesta más aceptar...

Como paralelismo o metáfora, os pongo videos de animales que no se reconocen a si mismos en el espejo, en su nivel de consciencia no son capaces de entenderlo, nosotros a ese nivel hemos llegado, pero seguimos viendo espejos sin saber que son reflejos de nosotros mismos.





Yo he tenido muchos animales, perros y gatos mostraban indiferencia ante el reflejo del espejo, debían ser conscientes que eran ellos mismos, pero recuerdo a un gallo que tuve que precisamente reaccionaba como el del último video, se enfrentaba a él, cuando en realidad se estaba enfrentando a sí mismo, golpeaba al otro gallo cuando se estaba golpeando a sí mismo... Y asi muchas veces tenemos miedo de algo, pero en realidad el miedo es hacia nosotros mismos...

2 comentarios:

  1. Aquello de la paja en ojo ajeno.

    (Yo tampoco he conseguido nunca que mis bichos se peleen con el espejo).

    ResponderEliminar
  2. Si, esa historia es muy buena ;) Eso es que tus bichos son muy listos jeje

    ResponderEliminar