23 dic. 2010

Mi NO a la navidad

Este es el primer año que he decidido romper con la navidad totalmente (antinavidad). Es voluntario, y es una decisión individual, no es para que otros piensen como yo ni para que otros imiten mi postura, así que si vosotros sois felices con esas cosas me alegro, pero yo me he dado cuenta que es una sensación falsa y que incluso me desagrada la mayoría de las cosas que componen la navidad...


De pequeña tengo que reconocer que me hacia ilusión, eran para mi unas fechas en las que era feliz, montando el arbolito y belén con mi madre, buscando los regalos escondidos por casa de “los reyes magos”, disfrutando de las vacaciones, no tener que madrugar para ir a clase y dormir hasta las 12…

Pero después esa sensación paso a la indiferencia, es decir, ya no me hacia ilusión, y mas adelante incluso odiaba estas fechas. El caso es que siempre han estado presentes, podía odiar ciertas cosas, como por ejemplo escuchar villancicos, pero salía de fiesta para celebrar la nochevieja (cantando villancicos cuando ya estaba borracha) , odiaba las cenas familiares fingiendo que todos se llevan bien, enviar postales navideñas y demás, pero al final acababa felicitando a todo el mundo...

Y cuando dejas de celebrarlo te das cuenta de lo absurdo que resulta celebrarlo simplemente porque lo hace todo el mundo… Seguramente si por ejemplo yo dijese que cada año desde los 16 años celebro el día que me hice un piercing en el ombligo la gente dirá que estoy loca, que es absurdo, mira que rara es jaja.

Vale, no es verdad, ni si quiera recuerdo el día exacto, porque tampoco me importa recordarlo, pero si recuerdo la sensación, y personalmente tendría mas sentido celebrar algo que sí ha influido en mi vida que no algo que ha influido en la vida de otra persona hace dos mil años…

Pero la mentalidad actual es que tu vida no vale nada, la gente no puede ni quiere ser diferente, cada vez somos mas clones, realmente cuesta saber si ciertas personas no son productos fabricados y programados para ser de una determinada forma, con un rango de error despreciable respecto al total que se conoce como personalidad propia…

Y volviendo a la NO NAVIDAD, que me “extrapolo” fácilmente jeje, y sobre todo a mi caso individual, porque lo que haga el resto de las personas me importa un pi**, que este año he decidido situarme en el punto de vista opuesto, renunciando voluntariamente a todo lo que no le encuentro sentido. Quizás no sea algo que haga todos los años, no lo se, pero creo que lo necesito, destruir todo lo que hago pero que sale de MI, por imitación de los comportamientos o pensamientos de los demás o de la mayoría, borrar eso en lo que no estoy de acuerdo para así volver a escribir de verdad lo que creo y hacer lo que de verdad quiero y siento, saber que no ha sido impuesto o consentido de forma invisible por mí. Es como si sintiese que año tras año me arrastra una corriente de agua (que también esta arrastrando a todos), y quiero pararme, quiero saber que mi voluntad es más fuerte y capaz de detenerme, para que así cuando avance sepa que YO estoy decidiendo la dirección en la que quiero ir.

Vale, y todo esto son simplemente palabras que probablemente intento que expliquen mis acciones, pero que sin decir en que consisten mis acciones realmente no dicen nada (aunque para mí lo diga todo):

-         No poner arbolito, belén ni ninguna chorrada adorno asociado a la navidad.
-         No hacer regalos ni el dia de papa Noel, ni el de reyes, por tanto, no pasarme horas en las colas de centros comerciales (uff que felicidad), ni perdiendo mi tiempo, ni gastando mi dinero, ni beneficiando al consumismo (son todo ventajas…)
-         No mandar postales a nadie, ni mensajes chorras, ni llamadas para felicitar el “nuevo” año (mas dinero que me ahorro), pero es vocacional, porque tampoco pienso felicitar vía email, redes sociales (Internet en general), y si puedo evitarlo hasta en persona (en determinados momentos a lo mejor me provoca algún conflicto con determinadas personas y tampoco es cuestión de llevar mis ideas al límite…).
-         No al champán, no a los turrones, no a los polvorones, no al roscón de reyes, ni a ninguna bebida o comida “tradicional” de navidad, al menos, seguro que no lo compraré, quizás tenga que aceptar obligada alguna invitación L jeje
-         No a salir en Nochevieja, no a comprar vestido nuevo, no a pagar cena o barra libre sobrevalorada (no al garrafón), no a estar en un sitio a tope de gente que finge ser elegante por un día, no a tener que sufrir por coger un taxi, o arriesgarme a salir la noche en la que mas gente taras haber bebido o tomado drogas cogen el coche pensando que “controlan” (vaya, sigo viendo ventajas, al final voy a ser una persona positiva y todo!).
-         No a escuchar torturantes villancicos, iré preparada con mis cascos para evitar los ataques en las calles, no a ver los típicos y ridículos programas navideños, en mi casa no hay problema, la tele se usa poco y he prohibido la telebasura, pero si estoy en un lugar en el que no pueda “imponer” mi voluntad, usaré los cascos y miraré para otro lado, este año no escuchare NI UNA SOLA PALABRA del discursito leído (literalmente y encima con una pronunciación pésima) del rey.
-         No a comer 12 uvas ni 12 nadas con las campanadas, (si no creo en la suerte porque seguía haciendo todos los años esta chorrada? Sí, por lo que todo: “tradición”, justo lo que quiero matar jeje) No creer que en un día ha pasado un año, que por unos segundos comienza un nuevo año que significa una nueva vida porque sí, porque lo dice el calendario (para mí tiene más sentido darle más importancia a cada día, y no esperar a que pase un año para decidir cambiar mi vida, o peor, para pensar que va a cambiar sola o para engañarme en que la voy a cambiar con falsos propósitos…)
-         No a las cenas familiares navideñas, a llamar a personas con las que no tengo trato para felicitarlas o quedar con ellas, a todo eso en general, no quiere decir que no vea a mis familiares que quiero, o a mis amigas con las que me lo paso bien, solo que no será diferente del resto del año…
-         No a comprar lotería de navidad, ya lo he hecho y lo mantendré, (mis compañeros de trabajo diciendo ayer ya veras como toque… y yo calculando las probabilidades que había que pasase eso, y “casualmente” acerté y me ahorre una media de 100-200 euros de gasto que parece ser lo normal), y paso de demostrar que es una manipulación, cada uno es libre de seguir enriqueciendo a otros…
-         Digo no a celebrar el día de los santos inocentes, a mentir ese día, porque en realidad todos los días son los días de los santos inocentes que se lo creen todo (y no empezaré a hablar que me conozco…), de hecho se me acaba de ocurrir que celebraré el día de la verdad, en el que intentaré no mentir a nadie, ya comentaré los resultados al final del día (aunque puede que ese día a más de uno no le hable.. jeje ;)

¿Y me queda algo por decir que esté relacionado con la navidad y que la gente haga para imitar al resto? No lo sé, seguramente también lo habré incluido en la cosa de listas que NO haré en estas fechas pero ahora no me acuerdo…

Conclusión: este año digo no a las tradiciones que considero estupidas y arcaicas, digo no también a las tradiciones más recientes que han surgido para favorecer el consumismo y beneficiar al sistema capitalista, digo no a la falsedad, digo no a perder mi tiempo con tonterías varias, digo a celebrar en lo que no creo, a considerar un cambio que no existe, este año YO digo NO A LA NAVIDAD y a todo lo que pueda implicar.

ATENCIÓN: Estas acciones están realizadas por una especialista y son frutos de la reflexión personal, se recomienda NO IMITAR bajo ninguna circunstancia, cualquier parecido con tu realidad es pura casualidad y dependerá de TUS ideas, no de la influencia de las mías. No hagas lo que hago, haz lo contrario, sigue manteniendo vivas las tradiciones, frenando los cambios y matando la innovación, confórmate con lo que tienes, con lo que eres y con lo que serás siempre, renuncia a tus ideales y participa en consumismo excesivo, en estas fechas olvida que crees que eres diferente y actúa como lo hace todo el mundo, compra toda la ilusión que puedas y conviértete en el mayor ignorante, se “feliz” pobre esclavo…

5 comentarios:

  1. Hace años que no celebro nada por estas fechas, pero reconozco que si hay un trasfondo que celebrar, algo oculto, ese rito astrológico que han enmascarado y que permanece oculto tras girnaldas, empachos y papel de regalo.

    La navidad celebra el triunfo del día sobre la noche, de la luz sobre la oscuridad.
    Las viejas enseñanzas, las autenticas tradiciones deben ser olvidadas y sustituidas por el culto al dinero y al ego.

    ResponderEliminar
  2. Lo verdaderamente importante es que has tomado tus propias decisiones y has llegado a tus propias decisiones. Solo por eso, son valiosísimas. Mantén ese espíritu, no te dejes absorber!!!

    ResponderEliminar
  3. No digo que celebrar el verdadero sentimiento ancestral sea bonito, o el sentimiento individual que uno pueda tener...pero este año necesitaba romper con todo para empezar de nuevo, quitarme de todas esas tonterías que hacía sin que tuviesen significado para mí...Así el siguiente año tendré otra visión de la navidad.
    De momento ya he ignorado unas cuantas felicitaciones ya que solo le explicaré mis razones a las personas más cercanas, el resto que piensen lo que quieran! jeje

    ResponderEliminar
  4. 0la Zbes amia c0mprto ez idea. a0ra i0 100to o Mjor dixo n0 100to la navidad y s cierto d x si ai coZs Q no m gustan d la navidad y Q ad+ s una senZcion Q ia no tieN Snti a0'ra pa mi........ bn m gusta ad+ la idea Q Q aias scrito tu idea sobre sto

    ResponderEliminar
  5. Gracias ;) Se trata de hacer lo que uno quiere no hacer lo que hace todo el mundo como robots..

    ResponderEliminar