16 dic. 2010

La prehistoria y el jardín del Edén

Desde hace mucho, desde siempre, he tenido curiosidad sobre la vida, sobre el inicio. Sigo sin conocerlo, sigo pensando, buscando explicaciones y avanzando en mis propias ideas. Ahora he llegado a un punto en que me he dado cuenta que tengo que empezar a investigar sobre las civilizaciones, sé ligeramente, de pequeña me apasionaba la mitología griega, más tarde la egipcia.. Y sobre la religión cristiana siempre he mostrado un sentimiento “repulsivo”, tal vez porque es la que trataron de imponerme, y mi forma de rebelarme era negarme por completo, ya que entendía perfectamente la manipulación en cada una de sus palabras. Pero reconozco un gran desconocimiento sobre sus orígenes, tampoco se enseñan, porque tratan de hacer entender que ellos son el origen…


Ahora voy encontrando una relación entre todas ellas, que cuando explore un poco más trataré de justificar. Pero no creo en las casualidades, y tiene que haber un nexo común al que no he llegado. Hay un mensaje, una historia, que tiene muchos paralelismos (al margen de cómo luego han contado cada uno las cosas con el afán de poder y demás). Yo lo entiendo así: imagínate que te quiero explicar una cosa, pero no lo hago directamente, se lo explico a 5 personas distintas, por ejemplo, y esas 5 van a sus amigos y les explican lo que han entendido. Ahora cada uno de esos 5 grupos tendrá una “religión” diferente, en función de lo que hayan entendido esas primeras personas, y cada uno afirma que su versión es la correcta, no sólo eso, la exacta, afirman que hasta la última palabra es como se ha dicho, pero claro, no coinciden. Ésta sería la situación ante la que nos encontramos, y normalmente la gente elige una de ellas y efectivamente se cree hasta la última palabra, dando por hecho que todas las demás están equivocadas… ¿Qué tendría que hacer una persona “coherente”? Escuchar cada una de esas versiones y reflexionar, formar su propia versión, no tomar ninguna al pie de la letra, entender que durante la comunicación se habrá producido malas interpretaciones, es normal, pero lo que importa es lo que él crea, y eso va a ser individual, único, no tiene porque ser más cierto o más falso. Bien, esto pasa en la comunicación porque las palabras no expresan adecuadamente cualquier pensamiento, el sistema que tenemos para comunicarnos es bastante pobre, funciona, y tal vez no hemos encontrado otro porque no vemos el problema que supone emplearlo, pero provoca fallos. En la ciencia, imaginemos que vamos a tomar la medida de una magnitud. Para ello empleamos un aparato, pero sabemos que ese aparato comete un error de 1% por ejemplo. De esta forma, si realizamos varias medidas, en cada una de ellas es posible que obtengamos valores diferentes. ¿Cuál es la medida exacta? No me voy a entretener a explicar los métodos de estimación y corrección de errores en estos casos, pero digamos que vamos a estimar el resultado, y podremos afirmar que es cierto en un 99% por ejemplo, pero sabemos que no es exacto…¿Me explico o me estoy liando más?

Bueno, pues volviendo a la religión cristiana de esta entrada, la idea que tenía de la historia de eva y adán cambió totalmente cuando descubrí que estaba inspirada en la historia de lilith, de la que he hablado, y le empecé a dar vueltas. Y hoy ha surgido una nueva teoría (que iré dando forma porque tiene lagunas). No sé por donde empezar..jeje

He tratado de encontrar una forma de relacionarla con la ciencia, con la teoría de la evolución de Darwin en la que veo partes que son ciertas, creo que hemos tenido una parte primitiva, que éramos una especie derivada de los monos, especie animal. Ésa parte que creo que ha existido creo que se corresponde con el jardín del edén, un paraíso en el que las especies convivían en equilibrio bajo el reino de “dios”, y no sentíamos vergüenza, éramos “animales” y por tanto no nos importaba ir sin ropa. Éramos libres mentalmente, no nos habían impuesto ninguna religión ni creencia. Sin embargo algo pasó, algo rompió esa armonía, la entrada de otro dios, que sería ese al que “adoramos” ahora, a través de ese árbol del conocimiento, de la razón. Nos pudo hacer más inteligentes, en un concepto un poco especial de inteligencia (si es que con las palabras no soy capaz de explicarlo L). El caso es que ese paraíso terminó, y nuestra percepción del bien y del mal cambió, se impuso, no era elegida libremente como antes. Como si ese otro Dios nos impusiese sus ideas, quisiese que le obedeciésemos, empezamos a hacerlo, a sentir vergüenza por ir desnudos, a ver el acto sexual como algo malo, cuando en realidad es placentero y beneficioso para nosotros, se trata de compartir el amor. Creo pudo ser el origen de la religión que yo conozco, explicaría un cambio, un nuevo periodo.

También creo que todo es cíclico, las cosas se repiten, viendo la historia se demuestra. Y tal vez en el paraíso (prehistoria) fuésemos nómadas, no teníamos el concepto de propiedad, no había egoísmo, pero más tarde nos asentariamos en un lugar, el territorio sería nuestro, y comenzarían los primeros conflictos. Del mismo modo todo pasaría a ser propiedad, nada era libre, la mujer pertenecía al hombre, que la poseía exclusivamente mediante el matrimonio, que ese dios habría impuesto, al igual que las ansias de poder y dominación, la codicia, pretendiendo tener el máximo de objetos materiales, que proporcionaba la felicidad, en vez de ser algo más espiritual. En base a ello se fueron formando sociedades, surgió la agricultura, una dominación del reino vegetal, la ganadería, esclavizando a los animales para conseguir nuestro propio beneficio ignorando la igualdad que existía en el paraíso. Y muchas han sido las civilizaciones que han caído, una situación que ellas mismas han provocado.

Cómo en el caso de los mayas, abusaron tanto de los cultivos que provocaron la sequía que les mataría. Pero cuando una civilización moría otra nacía, y en los inicios se desarrollaba más la creatividad y crecía rapidamente, pero cómo no aprendemos de la historia, acabábamos igual. Seguramente siempre se creían los más listos, y cometían los mismos errores, como ahora, ya que la civilización es realidad barbarie, abusos, dominación, esclavitud. Y dentro de poco nos daremos cuenta, nos estamos destruyendo a nosotros mismos, y no somos capaces de verlo.

Así que ahora pienso que en la prehistoria éramos más libres, pero empezamos a obedecer y la perdimos, adoramos a un dios o ser superior que creo que en realidad es el equivocado, que dejamos de seguir nuestros instintos por hacer caso de lo que llamamos razón, inventando leyes y prohibiendo, sacrificando nuestra vida, vendiendo nuestra alma al diablo.

Y desde pequeña he oído hablar del Anticristo, (lo mismo, tengo que investigar), pero lo que mis padres trataban de darme entender cuando me contaban profecías, es que acabaría el mundo, porque va en contra de dios, pero tal vez esté en contra de ese dios que nos dominó, que nos robó la libertad, y si la profecía se cumpliese vendría a la tierra a transmitirnos ese mensaje, que tenemos que liberarnos, pensar por nosotros mismos, dejar de obedecer, de sufrir…

En mi caso, hace tiempo comencé un proceso con el que me sentí muy identificada tras ver el club de la lucha, la autodestrucción, me di cuenta que estaba manipulada, no sabía hasta que punto, y quise eliminar esa parte de mí, destruir la moral que me habían impuesto, la educación que me habían enseñado, porque no representaba mi espíritu libre, quería buscar mi libertad y todo eso tenía que desaparecer en teoría para empezar a escribir en la hoja en blanco.

Creo que hemos sido domesticados, cómo lo hacemos con los animales y mascotas, y somos esclavos, pero es mental, por tanto con quién tenemos que luchar es contra nuestra mente racional, que nos impide evolucionar, nos impide cuestionar y buscar nuestras respuestas. Yo aún estoy en el proceso, son ya varios meses, días duros en que no sabes si te estás salvando o matando, no es fácil, pero poco a poco me voy sintiendo más libre. Sobre todo desde que comencé a escribir este blog, podría haberlo escrito sólo para mí en la intimidad, debería, porque hacerlo sólo me ayuda a mí misma a entenderme, pero siempre he sentido una necesidad de comunicarme, de expresar lo que siento. No sé, supongo que es contradictorio, pero al mismo tiempo que siento una especie de odio e indiferencia por el resto de la humanidad, a veces siento lástima y el deseo de cambiar su perspectiva, que puedan ver lo que veo. Y cada vez tengo más claro que no quiero que nadie crea lo que digo, si no me estaría contradiciendo, quiero que duden de mí, lo nieguen, porque es el interior de cada uno donde se encuentra la verdad, a través de la reflexión por ejemplo, y nunca debemos obedecer a otros, creer en sus ideas si no las sentimos antes en nosotros.

Soy Lenina, cada vez más libre…

3 comentarios:

  1. Creo que aún eres demasiado literal al tratar de interpretar por ejemplo ese edén descrito por el cristianismo.
    A mi modo de ver sería mas bien, la evolución de la conciencia. Donde en un principio matábamos para comer o nos relacionábamos solo para procrear, eran actos sin maldad ni bondad, tal como pueden serlo los de los animales o plantas, pero una vez desarrollamos un sentido del bien y del mal, empezamos a plantearnos nuestros actos y sus consecuencias.
    Empezamos a sentirnos mal por herir a los demás o hacerlos sufrir. Este debió ser un gran paso evolutivo, quizás el que nos ha hecho los dueños del planeta, pero el precio...

    ResponderEliminar
  2. Bueno, sé que las religiones son historias metafóricas, y el error es interpretarlas literalmente, o traducirlas y que las palabras no signifiquen más que eso.. También creo que la evolución está en la conciencia, pero en la nuestra, no en la que tratan de imponernos.
    Lo que pasa es que escribo todo lo que pasa por mi mente, sé que aún estoy lejos de llegar a conclusiones importantes o más exactas, pero en ello estoy jeje No tengo miedo a equivocarme y rectificar

    ResponderEliminar
  3. bien y mal son conceptos, no algo real, natural.. Una persona puede juzgar, como puede ver la realidad a traves de sus ojos, pero su verdad puede no ser tu verdad, porque tu ves mas lejos, o mas cerca..
    No creo en los juicios de otros humanos, nunca recibo ordenes porque soy libre, y todas esas leyes tan solo son consejos que con mi criterio propio sigo o desobedezco sin dudarlo si siento en mi interior mi VERDAD...y en sus palabras la MENTIRA

    Bien, es todo lo que es verdad, sentimientos y pensamientos que son verdad, reales
    Mal, para mi todo lo falso, lo que no existe en realidad y aun asi se lo creen, creencias erroneas, malos actos cometen con la mayor ignorancia sobre su consciencia...su camino, el mio siempre la Verdad y la LIBERTAD

    ResponderEliminar