10 dic. 2010

EL CONTRATO DE TU VIDA, no hagas nada ni pienses nada y lo habrás firmado

Gracias a un comentario de Piedra (Blog Paranoicos) he visto este vídeo, y me ha parecido muy muy bueno, es algo evidente que al menos yo he pensado muchas veces, algunas incluso desde niña, de otras las fui conociendo con la experiencia, no es que se sea algo nuevo, espero... Supongo que muchas veces he tratado de transmitirlo a otras personas, pero tampoco he tenido la suerte de encontrar demasiadas personas que pudiesen verlo así, o que preferían "no darle vueltas a las cosas", tal vez tampoco encontré una forma tan exacta de expresarlo. Éste vídeo en cambio lo expresa de forma impactante y concisa...



Es muy duro aceptarlo, tal vez por eso preferimos dejarlo todo en manos de nuestros dirigentes, para lo bueno y para lo malo, sin duda es lo más fácil. Pero al hacerlo, individualmente debemos darnos cuenta de la responsabilidad que eso implica, de ese contrato que firmamos sin darnos cuenta, sin haber leído la letra pequeña, sin ser conscientes de lo que está provocando., y lo hacemos al NO HACER NADA por cambiarlo… Pensé en resumirlo, pero es que no quitaría nada, en todo caso añadiría más cosas, por la misma razón fuí incapaz de poner en negrita lo más importante y decidí que todo debía estar así. 
Copio el contrato aquí abajo, y ya si eso, después de leer bien cada punto, firmáis cada condición, y aceptáis el destino que habéis elegido conscientemente, especialmente destacando los últimos 4 puntos.

CONTRATO:

1- Acepto la competición como base de nuestro sistema, aunque sea consciente de que engendra frustración y cólera para la inmensa mayoría de los perdedores.

2- Acepto que me humillen o me exploten a condición de que se me permita humillar o explotar al que ocupa un lugar inferior en la pirámide social.

3- Acepto la exclusión social de los marginados, de los inadaptados y de los débiles, porque considero que la carga que puede asumir la sociedad tiene sus límites.

4- Acepto remunerar a los bancos que inviertan mi sueldo a su conveniencia y que no me den ningún dividendo de sus gigantescas ganancias, que servirán para desvalijar países pobres, hecho que acepto implícitamente. Acepto también que me descuenten una fuerte comisión por prestarme dinero, que no es otro que… el de los otros clientes.

5- Acepto que congelemos o tiremos toneladas de comida para que la Bolsa no se derrumbe, en vez de ofrecérsela a los necesitados y permitir a centenares de miles de personas no morir de hambre cada año.

6- Acepto que sea ilegal poner fin a tu propia vida rápidamente. Para compensar, tolero que se haga lentamente, inhalando o ingiriendo sustancias tóxicas autorizadas por los gobiernos.

7- Acepto que se haga la guerra para así reinar la paz. Acepto que en nombre de la paz, el primer gasto de los Estados sea el de Defensa. Acepto pues que los conflictos sean creados artificialmente para deshacerse del stock de armas y alimentar así la economía mundial.

8- Acepto la hegemonía del petróleo en nuestra economía, aunque sea una energía muy costosa y contaminante, y estoy de acuerdo en impedir todo intento de sustitución si se desvelara que hemos descubierto un medio gratuito e ilimitado de producir energía, lo cual sería nuestra perdición.

9- Acepto que se condene el asesinato de otro humano, salvo que los gobiernos decreten que es un enemigo y me animen a matarlo.

10- Acepto que se divida la opinión pública creando partidos de derecha y de izquierda, que se dedicarán a pelearse entre ellos haciéndome creer que el sistema avanza. Además acepto todas las divisiones posibles con tal que me permitan dirigir mi cólera hacia los enemigos designados cunado se agiten sus retratos ante mis ojos.

11- Acepto que el poder de moldear una opinión pública, antes ostentado por las religiones, esté hoy en manos de hombres de negocios no elegidos democráticamente que son totalmente libres de controlar los Estados, porque estoy convencido del buen uso que harán con él.

12- Acepto que la felicidad se reduce a la comodidad, al amor o sexo, y a la libertad para satisfacer todos los deseos, porque es lo que me repite la publicidad cada día. Cuanto más infeliz sea más consumiré. Cumpliré mi papel contribuyendo al buen funcionamiento de nuestra economía.

13- Acepto que el valor de una persona se mida según su cuenta bancaria, que se aprecie su utilidad en función de su productividad y no de sus cualidades, y que sea excluido del sistema si ya no es suficientemente productivo.

14- Acepto que se recompense generosamente a jugadores de fútbol y actores, y muchos menos a profesores, médicos, encargados de la educación y de la salud en generaciones futuras.

15- Acepto que se destierre de la sociedad a las personas mayores cuya experiencia podría sernos útil, pues como somos la civilización más evolucionada del planeta (y sin duda del universo), sabemos que la experiencia no se comparte ni se transmite.

16- Acepto que se me presenten noticias negativas y aterradoras del mundo todos los días, para que se aprecie hasta qué punto nuestra situación es normal y cuánta suerte tengo de vivir en Occidente. Sé que mantener el miedo en mi espíritu sólo puede ser beneficioso para mí.

17- Acepto que los industriales, militares y políticos celebren regularmente reuniones para, sin consultarnos, tomar decisiones que comprometen el porvenir de la vida…y del planeta.

18- Acepto consumir carne bovina tratada con hormonas sin que se me avise explícitamente. Acepto que el cultivo de OGMs se propague por todo el mundo, permitiendo así a las multinacionales agroalimentarias patentar seres vivos, amasar enormes ganancias, y tener bajo su yugo a la agricultura mundial.

19- Acepto que los bancos internacionales presten dinero a los países que quieren armarse y combatir, y que así elijan a los que harán guerra y a los que no. Soy consciente de que es mejor financiar a los dos bandos para estar seguros de ganar dinero, y prolongar los conflictos el mayor tiempo posible para poder arrebatar completamente sus recursos si no se pueden rembolsar sus préstamos.

20- Acepto que las multinacionales se abstengan de aplicar los progresos sociales de Occidente en los países desfavorecidos, considerando que ya es una suerte para ellos que los hagan trabajar. Prefiero que se utilicen las leyes vigentes en esos países, que permiten hacer trabajar a niños en condiciones inhumanas y precarias. En nombre del derecho humano y de ciudadano, no tenemos derecho a entrometernos.

21- Acepto que los políticos puedan ser de honestidad dudosa y tal vez incluso corruptos. Además creo que normal en vista de la presión que sufren. Para la mayoría, en cambio, conviene la Tolerancia Cero.

22- Acepto que los laboratorios farmacéuticos e industrias agroalimentarias vendan en países desfavorecidos productos caducados o utilicen sustancias cancerígenas prohibidas en Occidente.

23- Acepto que el resto del planeta, es decir, 4.000 millones de individuos, puedan pensar de otro modo, a condición que no vengan a expresar sus creencias en nuestra casa y aún menos a intentar explicar nuestra Historia con nociones filosóficas primitivas.

24- Acepto que existen sólo dos posibilidades en la naturaleza, a saber: cazar o ser cazado, y si estamos dotados de conciencia y lenguaje ciertamente no es para escapar de esa dualidad si no para justificar por qué actuamos de ese modo.

25- Acepto considerar nuestro pasado como una sucesión ininterrumpida de conflictos, de conspiraciones políticas y de voluntades hegemónicas, pero sé que hoy todo esto ya no existe porque estamos en el súmmum de nuestra evolución, y que las reglas que rigen nuestro mundo son la búsqueda de la felicidad y de la libertad para todos los pueblos, como oírnos sin cesar en nuestros discursos políticos.

26- Acepto sin discutir y considero como verdad todas las teorías propuestas para explicar los misterios de nuestros orígenes. Y acepto que la naturaleza haya dedicado millones de años a crear un ser humano cuyo único pasatiempo es la destrucción de su propia especie en unos instantes.

27- Acepto la búsqueda del beneficio como fin supremo de la Humanidad y la acumulación de riqueza como realización de la vida humana.

28- Acepto la destrucción de los bosques, la casi desaparición de los peces de nuestros ríos y océanos. Acepto el aumento de la contaminación industrial y la dispersión de venenos químicos y de elementos radioactivos en la naturaleza. Acepto la utilización de toda clase de aditivos químicos en mi alimentación, porque estoy convencido de que si se añaden es porque son útiles e inocuos.

29- Acepto la guerra económica que castiga al planeta brutalmente, aunque sienta que nos lleva hacia una catástrofe sin precedentes.

30- Acepto esta situación, y admito que no puedo hacer nada para cambiarla o mejorarla.

31- Acepto ser tratado como ganado porque definitivamente pienso que no valgo más.

32- Acepto no plantear ninguna cuestión, cerrar los ojos a todo esto y no formular ninguna oposición verdadera, porque estoy demasiado ocupado con mi vida y mis preocupaciones. Acepto incluso defender a muerte éste contrato si me lo piden.

33- Acepto pues, con toda mi alma y conciencia, éste triste matrix que ponen delante de mis ojos para evitar que vea la realidad de las cosas. Sé que todos ustedes actúan por mi bien, y por el de todos, y por ello les doy las gracias.

Hecho por un anónimo en 2003, nada más que decir…

7 comentarios:

  1. Ya había visto el vídeo hace tiempo.

    Respecto a uno de los apartados, ya se hizo un experimento que demostraba hasta que punto tendemos a obedecer jerarquías que una persona era capaz de hacer daño a otra si una autoridad le daba permiso u órdenes para hacerlo (el experimento ese de la máquina de dolor).
    Y de forma más suave, también han hecho vídeos humorísticos donde disfrazan a un actor de policía, y éste obliga a la gente por la calle a hacer cosas ridículas o contrasentido. Y la gente simplemente obedece al ver el uniforme.

    Luego están los temas de que un futbolista o un artista, profesiones inservibles (que personalmente considero como ocio, pues las hace todo el mundo sin cobrar, sobre todo teniendo tiempo libre), gane mucho más que otras profesiones más útiles, no ya médicos, sino mismamente el que recoge la basura.

    ResponderEliminar
  2. Si, he visto un vídeo en que la gente creía estar dando electroshocks a otro voluntario, con resultados predecibles, la mayoría obedece, aunque eso signifique matar a otra persona, no se si es al que te refieres, pero la conclusión es la misma seguro, la gente no es capaz de cuestionar, sólo obedece porque cree que así elimina cualquier tipo de responsabilidad! Además es el tipo de "educación" que recibimos desde que nacemos tristemente.
    Y de humor se encuentran miles, con las cámaras ocultas, y sigue demostrando lo mismo...
    Lo de las personas que están ganando cifras desorbitadas por un trabajo que considero que no es merecedor si comparamos con el trabajo mal remunerado de otros..en fin.. la gente lo tolera, es más, aspira a ser uno de ellos, son gente a quien se admira por el hecho de ganar tanto dinero, muy triste la sociedad en la que vivimos.
    Cuanto más rico es uno, más pobre es otro, deberíamos buscar un equilibrio y darnos cuenta que los excesos no llevan a nada bueno (nunca), pero la gente cree que sí, quieren tender a infinito, y ya no es lamentable por el hecho que sea imposible/utópico, si no por lo que creo, que no es bueno...

    ResponderEliminar
  3. Por cierto, una vez me pasó en París, yendo solo. Iba hacia la torre Eiffel cruzando un puente y había unos operarios de una obra sentados junto al río de cháchara, y al pasar junto a ellos me dijeron que no se podía pasar por ahí, primero en francés, y como no les entendí, en inglés. Me extrañó mucho, pero no les hice caso, porque no ví la calle cortada ni nada, así que los ignoré y seguí adelante.
    Me llamaron nuevamente, y al volverme me dijeron riéndose que era una broma, que sí que podía pasar.
    Pero vamos, que me hice el sueco, y de todas formas no les salió la broma.
    Si en lugar de uniforme de operarios hubieran tenido uniforme de policía seguramente sí que me habría obligado a buscar otro camino.

    ResponderEliminar
  4. A veces me pregunto si realmente podemos hacer algo para no participar en todo esto. De lo que si estoy convencido, es de que se haga lo que se haga, debe ser de forma individual (aunque sea a la vez que otros muchos), a título únicamente personal. Creo que es la única forma de que nuestro intento de protesta no sea manipulado o dirigido.

    En su día, hace años, saque lo poco que tenía en el banco y solo ingreso (cuando tengo) lo justo para pagar las domiciliaciones.
    Además puedo "presumir" de ser uno de los últimos insumisos que hubo en España, pero jamás se me ocurrió afiliarme a ningún partido, formación, asociación, que me hubiera asegurado tener un poco mas cubierta la espalda.

    P.D. Que pila de blog que tienes chiquilla. :D

    ResponderEliminar
  5. Qué bueno!!!!
    Es un gran video.
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  6. Gracias Piedra, y estoy totalmente de acuerdo en que lo que se haga debe ser de forma individual, pero la mentalidad primitiva es de colectividades, para la gente es más facil obedecer porque se quita responsabilidad, prefieren el papel de victimas en vez de llamarse culpables, prefieren pensar que no pueden hacer nada que no se les ordene..
    Pero creo que es posible una organización de gente que trabaje libremente y de forma individual, una estructura horizontal, y de hecho algo ha empezado a pasar por mi mente jeje Solo necesitaría gente como yo...¿solo? es lo mas complicado jeje
    Un saludo Armando, gracias por comentar!

    ResponderEliminar
  7. Estoy de acuerdo en la mayor parte de las cosas que se dicen tanto en el video como en los comentrarios, pero me gustaria matizar una cosa. Vale que hay mucha gente que se hace llamar artista y solo crea ruidos con un ordenador (lo puede hacer cualquiera en casa) pero los artistas de verdad, de los cuales muchos no llegan cobrar ni lo que cobra lo un barrendero, esos han estudiadi han recibido una formacion y al igual que un medico estudia para curar enfermedades fisicas, un artista estudia para proporcionar entretenimiento, por que sin inutilidades como el arte o el deporte, os imaginais el estres? yo no podria estar sin musica, solo silencio, intentadlo y vereis que es muy dificilno tener ni un sonido de fondo.
    Solo es una opinion.

    ResponderEliminar