2 dic. 2010

Acción y reacción

Hay gente que piensa que la “bondad” sería la solución a todo, que si haces el bien, el universo te devolverá bien, y que si haces el mal, te será devuelto. No creo exactamente en eso, pero sí en el equilibrio, en algo que sería como acción y reacción. Me inspiro en la física, en la tercera ley de Newton. Como sabréis, se basa en que con toda acción ocurre siempre una reacción igual y contraria, las fuerzas no actúan de forma aislada, se presentan a pares. Cada vez que un cuerpo ejerce una fuerza sobre otro éste responderá con una fuerza de igual magnitud y de sentido contrario.  Por ejemplo, si tu empujas una pared, ejerces una fuerza contra ella, pero aunque no lo aprecies, se produce una fuerz en sentido contrario de reacción.



Yo no sueño con vivir en una utopía en el que todo el mundo sería feliz y sólo existiría el bien, al margen que crea que es imposible, no trato de intentar conseguir éste ideal, ni creo que la humanidad deba ir por éste camino. En la utopía se ignora el mal, se cree que puede desaparecer… Bien y mal yo creo que son dos fuerzas opuestas, existentes y necesarias para conseguir el equilibrio entre ambas,
donde sí que veo reflejado más mi ideal.

Me interesa la idea del ying y yang, ver el bien y como fuerzas opuestas, pero a la vez complementarias, aunque reconozco que tampoco he explorado mucho estos temas (de momento), después de haber formado un poco mis ideas, creo que lo haré.

No creo que una acción buena tenga como reacción otra acción buena, o hacer algo malo signifique que te va a pasar algo malo. Por ejemplo, la gente que dedica su vida a ayudar a los demás, que solo sabe preocuparse por los demás y antepone sus intereses a los suyos, para mi no es el camino correcto (siempre hablando de mi opinión), no creo que eso vaya a provocar que la vida te trate mejor, ni en esta ni en otras vidas, y me parece un poco estúpido pensar/esperar que pueda pasar. Si creo que la mentalidad de las personas es muy poderosa, las cosas no son de una sola forma, son subjetivas. Los problemas, las adversidades, no pueden medirse en ninguna unidad de referencia absoluta, serán mayores o menores dependiendo de cómo los veas y cómo te enfrentes a ellos…

Las religiones y “espiritualismos”, no van a hacer que por ejemplo consigas algo, pero si tú te ves capacitado para conseguirlo, si tienes confianza en que pasará, te lo crees, entonces sí creo que tienes mayores probabilidades de conseguirlo, pero el mérito es exclusivamente tuyo, aunque no sepas verlo.

Ése es el problema de mucha gente, queremos pensar que las cosas buenas vienen por algo ajeno a nosotros, (por ese talismán que nos dió suerte, esa pastilla de placebo que tomamos pensando que era milagrosa, esa pulsera que te da flexibilidad, era confesión que hará que tus pecados sean perdonados, esa oración que hizo que nos curásemos, etc). Es una pena porque la gente que cree en eso no sabe valorarse, no es un problema de autoestima, más bien confianza en uno mismo, no sabemos valorar nuestro potencial, reconocer que si eso tan maravilloso nos ha pasado ha sido exclusivamente gracias a nosotros.

Pero reflexionando entiendo la razón por la que lo hacemos, al no depender de nosotros las cosas buenas que nos pasan, tampoco dependerán las malas. Ahí esta nuestro beneficio. De la misma forma, cuando algo salga mal, cuando las cosas no salen como queremos o como esperamos, la culpa no puede ser nuestra, mentalmente nos hacemos las victimas, buscamos un culpable siempre ajeno. Pensamos que el origen está en otra persona, otra causa, porque así escapa a nuestro control, nos liberamos de la responsabilidad. Claro que muchas veces pensamos, porque me esta pasando esto a mí? Que he hecho yo para merecer esto? Y demás frases típicas, que reflejan nuestra incomprensión ante la situación, pensar que no depende de ti, al igual que las cosas buenas.

Mi mentalidad me hace pensar que todo depende de nosotros, por supuesto no estamos solos, estamos en interacción con un sistema, como se produzca esa relación influye evidentemente. Pero las cosas buenas que me pasen yo las he buscado, yo he luchado por ellas, existe la casualidad pero sólo como excepción que confirma la regla, la mayoría de las veces las cosas suceden por algo, tienen un origen y un objetivo, son experiencias.

No necesito creer en ninguna religión, ni en la suerte y demás, pero entiendo la postura de la gente que sí lo hace, que si que lo necesita, no pretendo imponer mi “visión” ni mucho menos, creo que eso es algo a lo que debe llegar cada uno (cuanto mas atrás observamos en la historia, es evidente que la gente creía en más chorradas por ignorancia, pero el cambio es evolución). En cambio, muchos sí que intentan cambiar la mentalidad de otras personas, y lamentablemente, detrás casi siempre hay un incentivo, se busca un beneficio propio, que como no, en estos tiempos se traduce en dinero, poder (por norma general, cuando hay dinero por medio desconfío de las “buenas” intenciones).

De igual modo que con lo bueno, también veo mis errores, no trato de alcanzar la perfección, creo que para aprender es muy necesario equivocarse, imprescindible aceptarlo, admitirlo, para intentar no volver a tropezar con la misma piedra. Pero esa no es la mentalidad de estos tiempos, el error de querer ser perfectos, pensando que es lo mejor, la gente ve que no puede conseguirlo, y qué hace? Fingir, mentir y engañarse. Que te equivocas en algo…? Muy fácil, no dices nada, incluso piensas que es culpa de otro. Al día siguiente probablemente te vuelva a pasar, pero no pasa nada, a repetir los pasos… Y es muchas veces no sólo se lo creen ellos, si no que son capaces de hacerlo creer a otras personas.

Suele suceder con los líderes, los que dirigen. Transmiten una imagen de “perfección”, pero lo hacen ocultando errores, parece que son “mejores” personas. La idea es hacer creer que ellos están más capacitados para gobernar que tú, ocultan como sea sus errores, si tienen poder con censura por ejemplo, y los sometidos lo aceptan porque en verdad se lo creen. Es el típico proceso de idealizar, como cuando eres adolescente y admiras a ese grupo de música, crees que son perfectos, todo lo que hacen es perfecto… Solo ves el lado bueno, y te duele cuando alguien muestra su lado malo, no lo asimilas. Es el marketing, es la publicidad, vender algo, una imagen, hacer creer que alguien es así… Realmente es muy fácil hacerlo si sabes cómo hacerlo. Por eso, no importa el hecho que nadie sea perfecto, que sea mejor o peor que otra persona, lo que parece importar es aparentarlo, es decir, hacer que otras personas lo crean, o que tú mismo te lo creas.

No creo que las personas que nos dirigen, que nos imponen, sean más “perfectos” que el resto, ni tan siquiera más inteligentes, o más capacitados para dirigir al resto, simplemente son más listos, más aprovechados de la gente, más manipuladores, más interesados en conseguir sus beneficios, sabiendo que lo conseguirán utilizando al resto de personas, conscientes de la situación. Si creo que hay personas más inteligentes, pero que no las conocemos, no las identificamos como líderes, permanecen ocultos. Son los que manejan los hilos de estas marionetas conocidas como dirigentes, los que provocan las cosas, desvelan secretos, creo que son los llamados “iluminados”, saben más que la mayoría, son conscientes de estas cosas, y por supuesto, también utilizan esta información en beneficio propio, para hacer que su vida sea mejor, y en muchos casos, con uno de los defectos mas comunes en la humanidad: la avaricia, el deseo de tener más y más. Pero en estos casos, ya no creo que el incentivo sea únicamente económico, si saben tanto, sabrán que el dinero no tiene valor, se puede inventar, no es lo más “inteligente” querer sólo la mayor cantidad de dinero y de ejemplo evidente los bancos, ni ningún objeto material, sean joyas o diamantes, es fácil poseer “cosas”.

Los animales también son fáciles de dominar, durante mucho tiempo hemos aprendido a esclavizarlos mediante la ganadería y como mascotas por ejemplo, o las plantas mediante la agricultura, como siempre en beneficio propio. Para ésta gente yo creo que su máximo interés está conseguir poseer personas, como una propiedad, la avaricia de controlar cuantas más personas mejor, utilizarlas en su beneficio para conseguir todo eso que esta por debajo de esas personas de forma simple (cosas, dinero, animales, plantas, comida…).

En mi opinión, siempre que alguien está por encima, demuestra que lo que lo que está por debajo es de forma simbólica de su propiedad, él es su “dueño”, y el que está por debajo su “esclavo”. Creo que los excesos no son recomendables, y no debemos ir hacia ellos. Hablaba de gente “iluminada” con el defecto igualmente de la avaricia, por tanto, no son gente que admire ni mucho menos. Está claro por tanto, que de momento, lo mas difícil de dominar, de esclavizar, son los humanos, y el máximo es “finito”, es decir, son todas las personas que componen el mundo. Pero aún siendo un número finito, sigue siendo algo imposible, mentes individualmente conocen sus ideas, conocen sus intenciones, y esas personas no van a cambiar a el mundo, tampoco lo pretenden, no puedes hacer consciente de la realidad a tanta gente, ellos mismos deberían darse cuenta de su situación para intentar cambiarlo si de verdad creen que están mal. Y mientras existan personas que sepan ver la realidad, jamás habrá nadie que domine el mundo.

Pero el deseo yo creo que existe, evidentemente guardado como el mejor secreto, claramente tratará de conseguirse como el resto de dominaciones, mediante la unión de fuerza e inteligencia, ambas son necesarias, mediante manipulación y mentiras, así se engaña a la gente para que no se oponga. Para conseguir la esclavitud es básico que los esclavos nunca conozcan su condición, es necesario hacerles creer que son libres porque si no se rebelarían. Por eso funcionó muy bien la esclavitud de los negros y demás razas durante un tiempo, y empezó a fallar cuando estos se dieron cuenta, se rebelaron y exigieron su libertad, lucharon por ello. Tuvo que haber una primera persona que reflexionó y se dio cuenta de cómo estaban montadas las cosas.

Al margen del debate de la gente sobre el racismo, (que ahora mismo no me interesa tratar porque creo que podría haberse producido de igual manera sobre otra raza, e incluso de forma inversa, sucedió así porque unos estaban claramente mas “evolucionados”, se aprovecharon de su superioridad, aunque por supuesto condeno el acto), lo mas interesante fue cambió la situación, cómo consiguieron ser “libres”. Los dueños se dieron cuenta que era más rentable contratarlos que mantenerlos cómo esclavos, por tanto su “liberación” les beneficiaba económicamente. Lo que se propuso fue pagarles una cantidad de dinero, y así se ahorraban tener que alimentarles, vestirles, darles cobijo… Además ellos se sentían felices por creer que por fin eran libres, y la productividad aumentó espectacularmente.
Cada uno que valore si realmente ahora somos más libres mentalmente de aquellos esclavos, al menos más felices parece que sí.

Y me estoy dando cuenta de que manera me lío y empiezo a hablar de otras cosas, me voy por las ramas y me alejo de la raíz. Tampoco me importa la verdad ;), precisamente en este blog puedo hablar de lo que me da la gana, y si resulta un poco caótico es porque al escribir improviso, tengo una ligera idea cuando empiezo pero me guio por la inspiración, sin revisar ni corregir, aunque sea más imperfecto es más espontáneo. Éste estilo podría definirlo como : from the mind to the paper jeje En estos momentos es cómo si estuvieses escuchando mi voz interior, la voz en off que sale en las películas, y que aclara muchas cosas, pero que en la vida real no escuchamos. Bueno, y si después de todo el rollo sigues leyendo, algo de interés tiene que haber! Aunque estoy segura que la mayoría ya habrá dejado de leer hace tiempo, si no hagamos una prueba, si sigues leyendo marca la opción extraño al final, después me haré los cálculos para comprobarlo, gracias. Me recuerda a trabajos en los que escribía incoherencias a mitad del trabajo para comprobar si el profesor se leía mi trabajo o sólo valoraba el número de hojas y, como mucho el resumen, introducción y conclusiones. Añadir que nunca me pillaron… La gente suele leer los títulos y con eso cree haberse enterado de todo y con derecho a opinar, se pierden anécdotas curiosas como ésta o detalles importantes.

Vuelvo al tema de acción-reacción, del que no digo que sea la teoría definitiva o que no me pueda equivocar, simplemente que al menos de momento veo un poco así las cosas, desde mi punto de vista. Por ejemplo, ya que salió el tema, esclavitud y dominación son opuestos. Para que haya dominación tiene que haber sumisión por la otra parte (y no hablo de sexo, que también ocurre), para que unos tengan poder otros tienen que tener esclavitud, mayor poder mayor esclavitud, el lado positivo y negativo que equilibra las fuerzas, pero digo yo, que lo mejor seria es que no hubiese poder, para que desapareciese la esclavitud.

Unos mandan y otros obedecen, funciona así…Y no creo que ni una ni otra postura sea la correcta. Para mi ese es el significado de anarquía individual, mi libertad individual, pensar y actuar bajo mi punto de vista, y estas son las conclusiones a las que llego (por eso me da pena que la gente no comprenda el significado de anarquía, se malinterpreta porque interesa que se traduzca como algo malo, violento, inadecuado…y acaso de no es ya mala de por si la situación que vivimos? Es ésta sociedad la que genera en mí sentimientos negativos, deseos de huir de ella, porque no es la que yo elegí, ni la que yo quiero, si no la que beneficia a unos pocos) La gente obedece y se conforma, peero, por que tengo yo que conformarme como "todo el mundo"? NO soy como la mayoría, por si a estas alturas aún no te habías dado cuenta, soy diferente, y creo que "todo el mundo" es diferente, pero aún no lo sabe, aún no se ha dado cuenta. (Una vez, respecto a un tema/dilema/problema que hablaba con una amiga, de mi boca salió que la solución era resignarnos, que es lo que iba a hacer, que es lo que hacia todo el mundo, teníamos que conformarnos…Fue hace unos cuantos meses, no hace tanto, ella todavía se acordará, y sabe lo que provocó en mi oírme decir esas palabras, supongo salieron de mi subconsciente, después de una noche de bastante sidra jeje. Recordarlo fue uno de los hechos que inició mi cambio, un proceso que continúa, que se va reflejando en este blog poco a poco, porque empecé a escribir de hecho para aclarar todo lo que sentía)

Volviendo…Un ejemplo más general de las fuerzas opuestas: algunos creen que atacar es malo, vale, no atacan, pero por ello no van a estar libres de recibir ataques. En tal caso, deben saber defenderse, quizás moralmente lo mejor sea no hacer nada, sufrir y ya está, pero yo creo que ante un ataque tenemos que defendernos. Dicho así es muy obvio, pero si lo digo es porque en la práctica no todos lo hacen, no saben ni siquiera defenderse, bueno, y es que a veces ni sienten los ataques claro…

Ante cualquier acción tenemos que ser capaces de reaccionar adecuadamente para neutralizarla, si no podemos acabar dañados, porque la fuerza de la otra persona será mayor que la resistencia que ofrecemos, digamos que sería lo que pasaría si una fuerza golpea un muro y el muro es muy débil, con un puñetazo se podría romper, no ofrece resistencia. Si la pared es fuerte, tú puedes ejercer la fuerza sobre él, y el muro ejercerá una fuerza de igual valor negativa, con el resultado que no pasará nada, ni se mueve la pared, como mucho se hará daño el que golpea.

El que tú hagas algo bueno, no garantiza que seas recompensado con algo igual. Si por ejemplo, eres super solidario, aquellas asociaciones que piden donativos tu les das a todas…la reacción puede ser que te timen, una asociación que crees que esta utilizando el dinero para una buena causa y en realidad busca beneficio económico, y tu pierdes tu dinero, te lo roban claramente porque te están engañando, aprovechándose de tu “solidaridad”. Ayudas a un compañero que tiene mucho trabajo, a otro que también esta agobiando, puede acabar pasando que al final abusen de ti, saben que tu eres “bueno” y te dicen que les hagas tal cosa porque saben que no te negaras, buscan su beneficio, nuevamente la consecuencia puede ser negativa para ti, en realidad estaban atacando y tu reacción ha sido la que ellos esperaban, positiva para ellos.

Evidentemente hay muchas cosas que no entiendo, o sobre las que aun no he reflexionado, la vida es demasiado compleja, pero precisamente cuanto más se complica algo mas me gusta analizarlo. Los problemas 2 + 2 me aburren, si ya se que son 4, ni me interesa discutirlo con alguien que ni siquiera saber sumar. Que según tus cálculos salen 5, muy bien, cree lo que quieras, no gano nada convenciéndote de la realidad. Puede que ni hayas hecho los cálculos, alguien te ha dicho que sale 5 y no sólo te lo has creído como un imbecil si no que lo proclamas y defiendes, mas pena me das, y menos voy a discutir contigo. Si los razonamientos fuesen tuyos, al menos trataría de explicarte en que punto te has equivocado, volverías a hacerlo, y si, verías que salen 4. En las matemáticas de ésta vida tengo más incógnitas que ecuaciones, así que es difícil resolver problemas así, hay que hacer suposiciones y asumir u error relativo. Bueno, ya se que es muy abstracto todo, pero así es mi mente, difícil de entender o interpretar.

Si esto fuese una fábula (muy muy desordenada) la moraleja podría ser REACCIONA, no dejes pasar el tiempo, no te dejes llevar, no obedezcas, no hagas caso de todo lo que te dicen, no tengas miedo a equivocarte, no trates de ocultarlo cuando suceda, al menos a ti mismo, no hagas lo que hace la mayoría por el hecho de ser lo “normal”, no seas una victima, no seas una copia que otro diseño, se el que diseña tu vida, el que decide, el que actúa, el que aprovecha el momento, el que se rebela si hace falta, el que cuestiona y llega a sus conclusiones, el que no se preocupa por las opiniones de los demás, el que sabe lo que le hace feliz y lucha por conseguirlo, se único y solo quien tu quiera ser.

4 comentarios:

  1. Hola!
    Todo lo que dices es verdad. Sin duda, la acción y reacción como motor del mundo es algo necesario que tristemente no se da.
    No obstante, hoy me has tocado la fibra sensible. Creo en la bondad como expresión máxima de la inteligencia en sociedad. no es que estemos hablando de un comportamiento propio de los loonies o de los... no recuerdo ahora cómo se llaman.
    debemos atajar los problemas antes de que surjan.
    la inteligencia es sin duda la capacidad de resolver problemas, pero si la resolución repercute en otros de forma negativa, lo único que se consigue es ir desplazando el problema de unos a otros dando pie, seguramente, al eterno retorno de nietszche. así lo que hoy solucionas se volverá tarde o temprano contra ti o contra los tuyos. no hace falta decir que vivir en sociedad exige la bondad social. la libertad indivudal pasa por la libertad social. no sé si me entiendes.. jeje

    un abrazo!

    ResponderEliminar
  2. Estoy contigo en que la "bondad" es sin duda mejor y más necesaria que la "maldad", sólo creo que no se puede ignorar que la segunda existe.
    Al menos en teoría, en mi vida creo que lo ideal sería encontrar un equilibrio en lo personal, mientras que con la sociedad trato de defender lo que yo considero "bien" y que aporta libertad, y lucho contra lo que considero "mal" y oprime la libertad de las personas. No creo que sea imprescindible hacer el bien con los demás, pero sí considero que tenemos que respetar a los demás y NO causarles mal.
    Entiendo lo que quieres decirme y creo que en el fondo también es lo que yo pienso, al final con las palabras uno se puede liar y acabar expresando algo que no quiere...pero bueno, lo que cuenta es lo que tenemos en nuestra mente, los conceptos...

    ResponderEliminar
  3. ¡Mal pensada! Mira que dudar si lo leemos hasta el final.

    Viejo problema el de la dualidad del bien y del mal. Menudo tema has abordado, la humanidad lleva siglos intentando aclararlo, especialmente qué hacer frente al mal. Shakespeare lo afronto muy bien en el soliloquio de Hamlet:

    Ser o no ser, ése es el dilema ¿Es más noble sufrir calladamente los disparos y flechas del atroz destino o lo es tomar las armas contra un mar de problemas y acabar con ellos por la fuerza?

    Me encanta leer tus reflexiones.

    ResponderEliminar
  4. No soy mal pensada, más bien tengo un poquito de psicología, y si no mira: 3 interesante y 2 extraño, lo que quiere decir que mas o menos esa parte la han leído 2 personas... y no voy a hablar en % de personas que han visto la entrada... jeje
    Un comienzo del tema que me interesa mucho, porque no es casualidad que haya bien y mal, tenemos la libertad de decidir cual elegir, y la mayoría creo que se equivoca de fuerza... Sigo pensando que en el equilibrio está la paz.
    Dilema interesante, yo creo que si sentimos golpes contra nosotros tendremos que oponer una resistencia para equilibrar, pero sabiendo que violencia lleva a más violencia, y por tanto, tampoco es la solución

    ResponderEliminar