2 nov. 2010

Legalización ya


Nos dicen que somos libres y ni siquiera somos dueños de nuestro cuerpo. Como en todo, nos dicen lo que está bien y lo que está mal, pero no nos aconsejan, nos imponen y nos prohíben.


De esta forma, parece ser que todo lo legal está bien y en cambio si es ilegal ya está mal. ¿Pero para quién? ¿Para nosotros? En mi opinión no, porque detrás de cualquier acción están unos intereses. Y sin entrar en que beneficios se consiguen con la prohibición de determinadas sustancias para aquellos que así lo deciden, deberíamos pensar en que beneficios produce para nosotros de forma individual, y que riesgos existen, ser responsable con nuestros actos.

Por eso, si analizo pros y contras, y decido que esas sustancias producen experiencias positivas en mí, si además no influye en otras personas, si las consecuencias y beneficios son individuales...Porque me tengo que sentir mal? ¿Porque tengo que renunciar a mis propias ideas para satisfacer los intereses de los demás?
No recomiendo nada, no digo a los demás que tienen que hacer con su vida, no me creo con ese derecho. Sin embargo, sí creo que puedo y debo decidir que quiero hacer en mi vida, y para mí meditar y reflexionar no es malo, ver las cosas desde diferentes perspectivas y no desde una única posición, conocer, aprender, y llegar a conclusiones propias, dudar de todo (hasta de mí misma), experimentar, disfrutar, vivir...para mí es bueno.

Lástima de sociedad, lástima de personas que sólo repiten los argumentos de otros, en vez de pensar los propios, lástima de personas que obedecen y nunca se plantean que lo que hacen puede no ser bueno para ellos, y sí serlo para otras personas. No me importan sus opiniones, cómo se suele decir, si no sabes del tema  mejor cállate, opina cómo no, expresa cómo ves las cosas, pero si no conoces algo entonces ni se te ocurra pensar que tu opinión (más bien la de otros) es la única verdad.

Afortunadamente las cosas van cambiando, la gente va superando los miedos artificiales que nos meten, esos que no ayudan a evolucionar, transmite sus ideas como Hermano L, defienden su libertad, no sólo de pensar si no de actuar, y dicen grandes verdades como en este vídeo, no se ocultan, no se avergüenzan, la gente con el cerebro cuadrado es la que debería plantearse que tiene un problema y dejar a la gente vivir en paz, no seguir siendo marionetas de los que tienen nuestro control.


1 comentario: