7 nov. 2010

Breve reflexión sobre los tres mundos

Hoy estuve viendo un reportaje sobre temas del tercer mundo. Recordé que un día me paré a pensar cual era el primer y segundo mundo, no sé, hasta entonces ni me lo había planteado, sabía mucho del tercer mundo, las imágenes que evocaba, y claramente yo no estaba en ese mundo, en esa realidad, y tenía que pensar si era el primero o segundo. Aunque sea algo de lo que no se habla, pensé que yo estaba en el segundo mundo, dentro de esa clasificación, y reconocía muy bien a los del primer mundo. Pensé en la gente que metería en cada nivel, me dí cuenta que formaría una pirámide. 

La mayor cantidad de gente yo creo que actualmente estaría lamentablemente en el tercer mundo, gente que no puede ni comer, para los que sobrevivir es una alegría, con imposibilidad casi absoluta de alcanzar sus sueños;
muchos con suerte en el segundo mundo, pensando que tal vez empiezan a ir mal las cosas en nuestras vidas, las crisis, la creencia que otros están dominando nuestra vida personal; y la menor cantidad de gente curiosamente son los que más facilidades tienen en esta vida se podría decir, nacen con una situación demasiado favorable respecto al resto, las cosas son así y así les interesa, están en el primer mundo, en la cima de la pirámide, manipulando y dominando a todo aquel que está por debajo, quitándoles hasta la vida o su libertad si es necesario... 


Y lo que más fuerte me parece es que muchos ni se plantean su papel en este juego, simplemente no hacen nada, fingen ser ese personaje que les ha tocado, llevar esa vida que era recomendable, aceptar las normas que otros han creado para jugar una partida que ni siquiera le interesa, obedecer, y llegar a una meta que no es la suya...Eso significa vivir? 

Si hay libertad deberíamos tener el derecho de expresar nuestras ideas libremente, de poder no estar de acuerdo con lo establecido, que no puedan usar en nuestro nombre sus ideales, porque sabemos que sólo llevan a su enriquecimiento, es un robo consentido y por supuesto legal, al menos tenemos que mostrar nuestro desacuerdo con sus ideas si no las compartimos, no callarnos para ser como la mayoría, dejar de fingir y poder empezar a vivir de verdad.

1 comentario:

  1. ni todo lo legal es bueno, ni todo lo ilegal es malo. como no todo lo bueno es legal y no todo lo malo es ilegal... paradojas! el poder está montado de tal forma que "ellos" pueden alcanzar sus objetivos de forma legal y todo aquello que les impida alcanzarlos es ilegal.

    y luego dicen que no hay clases... si las perpetúan a base de diferenciaciones sustentadas en políticas, leyes, parámetros económicos, morales...

    no me tires de la lengua...

    ResponderEliminar