29 oct. 2010

Hoy todo tiene sentido

Hoy es un día raro, así podría definirse. Siento felicidad de saber quien soy y que quiero, no lo tengo claro, pero lo se por fin. Muchos años sabiendo que las cosas no estaban bien, parecía que solo llevaba a algo negativo, podía sentir hundirme al darme cuenta de cómo funcionaban las cosas, sentía impotencia porque pensaba no poder hacer nada por cambiar la situación a pesar de saber que no estaba bien.
Muchas ralladas, cuestionártelo todo puede crearte sensación de desesperación, ver que todo cae, tu vida no tiene sentido, todo lo que creías ya no existe, no sabes si vas a empezar algo o todo se va acabar…

Tal vez ahora no pueda describir esos momentos, supongo que volveré a sentirlo, pero hoy todo es distinto. No creo en la suerte, ni en general en las casualidades, me fio más de las leyes de la probabilidad, sin embargo, hay algo que me lleva a pensar que algo extraño sucede en mi vida. Y tal vez no sean casualidades realmente, pero yo lo veo así, puede que todo eso estuviese ahí delante y no pudiese verlo, puede que tengamos la respuesta ante nosotros pero no podamos comprenderla, y en determinados momentos, la ves por momentos, como destellos, hacen que eso que te está sucediendo sea especial, parecen señales, no es lo normal, aunque mi concepto de normalidad hace tiempo que fue alterado.


No se cómo seguirán las cosas, no se si me decepcionará, no se si cambiará en algo más mi vida…Pero estoy feliz, me gusta ir descubriéndolo poco a poco, disfrutar más del día a día, pararme a observar el paisaje, no ir a toda prisa por llegar a la meta… Una meta que creía conocer muy bien, a la que tenía claro que quería ir, pero que ahora se que puede que no exista. Puede que no fuera yo la que quería ir a ese destino, por eso ya no tiene sentido continuar algo que yo no quise empezar. Puede que parezca que no sé nada, que estoy muy perdida, pero todo tiene sentido, al menos hoy.


No hay comentarios:

Publicar un comentario