24 oct. 2010

Comercializando las ilusiones: lotería

A veces tenemos la realidad justo delante de nosotros y no somos capaces de verla. A veces la mejor forma de guardar un secreto es contándoselo a todo el mundo, porque no te van a creer...

Un reflejo de nuestra ignorante sociedad es la lotería. Todas esas personas creen ser conscientes de lo que hay, pero si lo fuesen, ¿seguirían jugando? Si de verdad sabes las probabilidades que tienes de ganar, si de verdad sabes quien gana en todo esto, ¿porque mantienes esa ilusión, si sabes que es una mentira? Les hará feliz digo yo, porque yo también he jugado, y puede que de vez en cuando siga jugando, pero se que es un gran negocio para los administradores de loterías, pase lo que pase siempre se van a llevar la mitad de ese dinero que la gente ha depositado, es algo seguro, da igual que números salgan, no depende de la suerte. Por eso lo que interesa es que participe el mayor numero de personas, va a ser proporcional a sus ingresos. En cambio, al que juega, ya tiene bastantes pocas posibilidades de llevarse algo, y sus posibles ingresos dependen de las otras personas, si acierta el y 20 mas se va a llevar mucho menos de si acertase el solo. Y puede hacer cuentas, comprobar cuanto ha perdido y cuanto ha ganado, y la mayoría obtendrá una cifra negativa, y aun así, seguirá jugando, porque tiene "ilusión".




¿Y de donde sale esa ilusión? ¿Somos nosotros que somos así de tontos que decidimos engañarnos, que pensamos que nuestro objetivo en esta vida es únicamente tener el máximo de dinero? Un objetivo utópico, imposible de conseguir, da igual cuanto tengamos porque siempre vamos a querer más, y no existe un límite con el que seremos felices. Buscan una perfección que no existe, pero esa búsqueda no sale de nosotros, si no de personas a las que interesa que tengamos esos objetivos, interés propio claro.
Y es curioso, porque luego las personas que soñamos con nuestra libertad y con el conocimiento pleno sobre nosotros mismos somos considerados como ilusos. Piensan que vivimos un sueño cuando es mas real que su vida. Pero no, a esas personas se que aunque les explicases la realidad no podrían verla, igual que si tratases de ver a alguien que esta totalmente metido en una secta que se están aprovechando de el, que le están engañando y manipulado. Seguro que si lo intentásemos con todos, quizás alguno viese más allá, se plantease las cosas, y al tener una visión mas objetiva pudiese salir de esa manipulación, pero no es lo habitual.


En la vida yo pienso que todo depende desde donde mires las cosas, la teoría de la relatividad fácil de entender pero difícil de aplicar, darnos cuenta que igual que las cosas se ven diferentes dependiendo del lugar donde te sitúes, que igual que la velocidad es un valor diferente dependiendo del lugar desde donde la mides, las ideas son diferentes desde donde se analicen. Y está bien conocer diferentes puntos de vista, saber que el nuestro no es único y por tanto respetar el de los demás, no creer en verdades absolutas que no existen, y saber que nuestra verdad es diferente al resto si sabemos observarla desde nuestro interior.



Esta es la situación, un sistema piramidal, en el que los que están arriba tienen el máximo beneficio, siempre ganan y siempre están en lo más alto. Son pocos, pero a medida que vamos bajando la pirámide se va ensanchando, encontramos a un numero mayor de personas, se podría pensar incluso que crece infinitamente hacia abajo la pirámide, de hecho es lo pretenden transmitir los que están arriba, porque todo lo que hay por debajo les pertenece, y no imaginan limites, siempre quieren tener mas. Y nosotros que llegamos abajo, con la esperanza de subir en la pirámide, sabemos que somos millones de personas que tenemos el mismo deseo, por tanto es imposible que todo el mundo lo lograse, si no ya no seria una pirámide, si no un plano, todos iguales, y eso no es lo que interesa a los que están arriba. Por eso los que están abajo creen que todos tienen la misma probabilidad de ganar, creen que solo depende de la suerte, y piensas que tienes las mismas probabilidades que todos los que están hay abajo contigo, si no ganas: mala suerte, el que gana: que suerte ha tenido...

Una sociedad que no se responsabiliza, que cree que los hechos dependen de la suerte, precisamente para no tener que echarse culpas y no tener que admitir errores.



La gente se queja de los ricos, que suerte tienen, no? Puedes insultarlos de mil maneras, creer que el mundo seria mejor si no existiesen, si les quitásemos su riqueza, PERO NO PODEMOS DARNOS CUENTA QUE SOMOS NOSOTROS LOS QUE SE LA DAMOS, y lo peor, que aquello que la mayoría critica es su referente, en el fondo desearía ocupar su lugar pensado que resolvería su vida, y como no lo tiene, no tiene riqueza infinita, no puede ser feliz (de lo que se deduce que realmente nunca podrá ser feliz, porque es imposible conseguir algo que es infinito).

En el tema de las loterías, es evidente que jugamos para ganar el premio gordo, ese es nuestro deseo, y nuestra probabilidad de conseguirlo casi nula, aunque los que dirigen todo esto nos dan otra visión muy poco matemática, la que juega con los sentimientos, lo que viene siendo manipulación pura y dura. Desconectan de ti el pensamiento que te hace ser consciente de tus probabilidades, sabes que esta ahí, pero no piensas en ello. La publicidad va siempre al momento en que lo consigues, tu cerebro piensa en como va a gastar un dinero que no tiene, su deseo es hacer realidad esos pensamientos, por lo que si gana lo va a conseguir, mientras que si ni siquiera juega no sabrá si podía haberlo conseguido. Recuerdo anuncios que plasman esto, es lo que meten en nuestra mente, si ganase la lotería me compraría ese coche, esa casa, esas vacaciones...Encima es que te meten hasta los deseos, claro, todos materiales que solo dependen del dinero. Y esa palabra que tiene un significado diferente, ILUSION, que tengas fe en que puede pasar. Pero, el que tú tengas esa ilusión ¿te beneficia si después ves que no has ganado nada, que te has engañado? A mi me parece que no genera felicidad, si no tristeza, es la DESILUSION, provocada por esa sensación de era mentira, pero claro, al pensar que el culpable de esto es la suerte pues nada, la semana que viene lo seguiré intentando, volveré a crear ilusión en mi para después matarla de nuevo, esa es su triste vida.

Lo que hay que entender es que la ilusión se puede crear, por interés propio por ejemplo, si yo estuviese en lo alto de esa pirámide es lógico que me interesase crear ese sentimiento en la gente, pero lo mas importante es que crean ese sentimiento como propio, la gente no debe saber que en realidad se lo han implantado, tiene que ser un engaño absoluto, aunque puedan sospechar no lo saben realmente. Y así funciona. Imagínate que ridículo es comparar a ese grupo de personas que ha jugado en la en la lotería creyendo que podía ganar un millón, con esas otras personas que están en la dirección y que si que ha ganado un millón, y no solo en esa ocasión, al día siguiente pasara igual, y así sucesivamente. Ellos no confían en la suerte, les interesa que tu creas en ella para que sigas jugando, les sigas dando su dinerito, pero lo suyo es probabilidad de ganar 100%, continuamente, porque aproximadamente la mitad de lo que se recaude pasara directamente a sus manos. 

Si estas en lo alto de la pirámide, o en un puesto relativamente alto, vas a querer mantener este sistema, pero ¿y que pasa con los que están abajo? ¿Lo lógico no seria que quisiésemos acabar con el? ¿No ser participes de algo que nos beneficia? ¿Porque seguir dando lo que tenemos a alguien que nos manipula por su interés? ¿Porque la gente no puede abrir los ojos y decidir si el mismo quiere mantener esa situación? Porque de nada sirve buscar culpable, decir que malos son estos lideres que están disfrutando a costa mía, cuando tu LIBREMENTE les estas dando eso, claro que manipulado, como los que están en una secta, pero el culpable realmente eres tu, y todos los que actúan como tu. Entonces, si quieres la solución, ¿sabes ya quien puede conseguirlo, de quien depende? Si me respondes que la suerte, cierra esta página y vuelve a tu universo paralelo de ilusión, por más pastillas rojas que te tomases jamás verías la realidad...

Para los que no les hace falta ninguna pastilla para reflexionar, para cuestionar, entenderán que este es un simple ejemplo, en nuestra sociedad el sistema piramidal esta más presente de lo que imaginamos, es más ignorado de lo que creemos. Y lo importante es ver como se puede extrapolar a otras situaciones este ejemplo, lo malo que cuando lo haces, cuando lo intentas transmitir, aunque sea una verdad como una casa, aquellos que están en lo alto de la pirámide evidentemente no les va a gustar nada que destruyas su modelo de vida basado en aprovecharse de los demás, y van a intentar quitarte de en medio y desprestigiarte, tienen control sobre esas personas, y no es nada fácil quitárselo, ni debe ser tu único objetivo. Lo mas importante es que tu puedas verlo, hacer tu vida mejor, lamentablemente conseguir esto para todo el mundo tenemos que saber que es casi imposible, podemos ir sembrando semillas poco a poco para hacer un bosque, algunas no nacerán pero no por eso dejaremos de intentarlo, sabiendo que el bosque no crecerá en un día.

Otro día comentare mas ejemplos de sistemas piramidales, ese gran sistema desconocido para la mayoría de las personas pero que se da tanto en nuestra sociedad, por el enorme beneficio que produce en unos pocos, sin importar que sea a través del resto, que acabarán arruinados, pero lo que considero peor que perder algo material como es el dinero, es que ni siquiera esa gente es capa de ver como ha llegado a esa situación, no entiende la causa, sólo piensa que ha sido estafado, y por tanto, lo más fácil es que vuelva a ser engañado por otras personas que quieran aprovecharse de esa ignorancia.


El principio de las pirámides se basa en creer que puede crecer infinitamente hacia abajo, pero si observas las limitaciones, en cuanto a número de personas que van a pertenecer a ella, dinero que puede entrar, te das cuenta que es imposible matemáticamente, y esa es sólo la primera verdad.


1 comentario:

  1. Pues si...la lotería es otro espejismo más, para tener a la sociedad anestesiada..."tu puedes ser el próximo", eso es lo que te quieren hacer ver, si le a tocado a un panadero de Burgos...¿porqué no te va a tocar a ti?
    Yo desde luego no juego, ni a lotería, quinielas, ni nada de nada...no tengo esa ilusión de que me toque...ademas tengo muy mala suerte.
    Ademas es curioso que casi siempre le toque a alguien con mucha pasta, como al presidente de Sevilla que le a tocado por lo menos 4 veces...¡¡y la gente se lo cree!!...jaja... a eso se le llama blanqueo de dinero, yo te pago 25 millones, me das el boleto premiado y cobro 20 limpios.

    ResponderEliminar