26 sept. 2010

Subjetividad

Una palabra clave que tratamos de negar. La subjetividad se basa en que depende de ti mismo, de tus opiniones, de tus experiencias, tu forma de pensar y ver la vida... ¿Y que es objetivo? Aquello que no depende de ti, es igual para todo el mundo, es universal...

El problema está cuando uno mismo no es capaz de diferenciar, cuando siente que lo tiene claro y en realidad no tiene ni idea, cuando alguien es un ignorante, no por no saber las cosas, si no por pensar que sí las sabe.

La subjetividad va en contra del colectivismo, lo ideal parece ser la objetividad, que no se pueda dudar, lograr manipular la información para que sea una verdad absoluta. ¿Y quién crea esa verdad?
Personas subjetivas, bajo su punto de visión, algo que debería ser una opinión, por ser de uno mismo, se transforma en un hecho incuestionable. Y de los hechos te puedes fiar, o no?
Breve mención a Memento, toda la película pensando que en realidad existe ese asesino, que su objetivo es real, para darnos cuenta al final que está en su mente, él crea su verdad, él manipula su mente, como otros hacen con nosotros.

Todos los mensajes que nos transmite la sociedad, todas las normas que nos imponen, todo eso a la gente llama "bien", ¿lo es en realidad o depende de nosotros mismos? ¿Porque la gente persigue esta utopía, un mundo feliz en que todos estén de acuerdo, todos obedecen una verdad absoluta? ¿Son sus deseos realmente o son los deseos de quién lo planeó así, del que le interesa por su propio bien que las cosas sean así?

Yo soy subjetiva, se que veo las cosas desde un punto de vista único, el mío. Por eso no aspiro a contagiar mis ideas, a imponerlas al resto, a que sean consideradas como "buenas". El problema viene de los que sí que aspiran a dominar al resto, a esos objetivos no les interesa que no vea las cosas como ellos, si cuestionasemos su verdad dejaría de existir, y claro, desaparecería su poder. La solución por tanto no es negar su verdad, hacer lo contrario simplemente por rebelarse, si no cuestionarla para buscar nuestra solución, y darnos cuenta que será subjetiva, solo se puede aplicar a nosotros mismos, no tratemos de imponerla al resto para verificar que parezca objetiva...

La película Memento es una de esas películas que muestran esto a la perfección, engaña al espectador mostrándole un punto de vista falso, para desvelarle al final la verdadera historia. Pero lo hace metiéndonos en la piel del protagonista en la primera parte de la película, nos transmite la sensación que sería no recordar, lo difícil de llevar esa situación. Con el tiempo ampliamos la visión, vemos lo que realmente está pensando, no sólo lo que él cree. Pero lo realmente fascinante es descubrir que al final él crea sus propios recuerdos, y por tanto, otra realidad. No nos podemos fiar de los recuerdos, ni de los hechos, porque vienen de recuerdos.

1 comentario: